Exige IP freno a inseguridad

0
47
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- Debido a los sucesos violentos que se han registrado desde el pasado fin de semana en la Ciudad, han cerrado al menos 15 establecimientos comerciales, todos relacionados con el giro de bares y centros de diversión nocturna, lo que ha ocasionado pérdidas millonarias, además que al menos 150 personas se quedaron sin empleo.

Juan Carlos González Alanís, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de esta Ciudad, dijo que buscarán unir esfuerzos con el resto de los empresarios locales para exigir mayor efectividad.

«Podemos decir que después de esos sucesos violentos alrededor de 15 establecimientos, mínimo, ya no abrieron desde el fin de semana pasado, mientras que otros recortaron sus horarios, eso se puede comprobar», comentó.

El empresario añadió que como sector siguen preocupados, pero a la vez tristes y decepcionados porque apenas estaban sintiendo un poco de mejoría, cuando nuevamente se recrudece la violencia.

«Es como un sentido de impotencia porque creemos que se puede hacer algo más por revertir esta situación que genera caos y temor, que también se refleja en la actividad cotidiana pues a partir de las diez de la noche la Ciudad está sola», añadió.

González Alanís mencionó que de igual forma cuando hay algún evento violento por la noche, al día siguiente los establecimientos similares cierran o les bajan las ventas alrededor del 50 por ciento.

«Como sector privado esto nos hace dudar respecto a seguir o no empujando la economía local, pues al cerrar 15 establecimientos con mínimo diez empleados, significa que 150 personas se quedan sin laborar».

Finalmente el dirigente del comercio organizado local comentó que ya ha platicado con miembros de otros organismos empresariales, «y traemos la estrategia de generar un comunicado, porque la verdad esto ya es desesperante, porque esta situación produce pérdidas millonarias. Lo más lamentable es que como sociedad nos estamos acostumbrando a esos sucesos, nos asustamos y nos agazapamos unos días y después volvemos a salir».

Comentarios