Catón

0
7

De política y cosas peores

Catón

El mismo día que obtuvo su título de abogado el joven profesionista fue a pedir la mano de su novia, hija de uno de sus maestros. “Creo, Justiniano -le dijo éste-, que antes de casarte deberías practicar por lo menos un año”. El galancete se dirigió a la muchacha, ahí presente. Le dijo: “Ya hemos estado practicando casi dos, ¿verdad, mi amor?”… El empleado del manicomio le informó al director: “Un señor pregunta si se nos escapó alguno de los asilados”. “¿Por qué quiere saber eso?” -inquirió el director-. Respondió el otro: “Es que su esposa se fue con otro, y el señor dice que el hombre tiene que estar loco para irse con su mujer”… A la llegada del ídolo del rock se hizo en el aeropuerto un alboroto enorme. Al final un reportero entrevistó a la presidenta del club de admiradoras.

 

Continuará en su versión impresa…

Comentarios