De línea a línea

0
4

Aplazarían segunda evaluación de docentes

Martín Sánchez Treviño

Aunque el calendario de evaluación de los docentes, tenía previsto que a mediados del mes de enero de este 2016, se hiciera pública la segunda lista de profesores de educación básica que serían evaluados, lo cual no ocurrió. También se espera que antes de que concluya el mes de febrero se den a conocer los resultados de los miles de profesores evaluados a finales de año anterior.

La Secretaría de Educación federal ha argumentado en la prensa nacional que la segunda lista no se ha publicado porque se corrigen algunas inconsistencias de la primera evaluación, que no son otra cosa sino las fallas que se presentaron durante las aplicación del examen de referencia, como son la falta de notificación a tiempo a los profesores que serían evaluados, que es lo de menor importancia.

Porque si de deficiencias se trata, es relevante la insuficiencia en infraestructura, llámese instalaciones pero sobre todo la incapacidad de los sistemas, ya que fue importante la cantidad de profesores evaluados que no reconocía el sistema. Esas serían las supuestas fallas que la dependencia habría identificado, con la experiencia de la evaluación del año anterior.

Sin embargo, la percepción del magisterio es que la evaluación de este año no se suspendió, sino que se aplazó, para permitir que transcurran los procesos electorales en los treces estados de la República, donde se elegirán diputados locales, alcaldes y gobernadores, como sucedió el año anterior en el que se eligieron diputados federales.

En ese tenor la docencia espera que la evaluación se reanude una vez concluidos los procesos de elecciones locales. Y según esta premisa el Gobierno o patrón de los maestros más que corregir fallas del sistema o de infraestructura, busca ganar tiempo de manera discrecional.

Ahora bien, también hay inquietud en los docentes evaluados respecto a si el patrón, entiéndase como Gobierno, les cumplirá la promesa de otorgarles el bono único que les prometió del 35 por ciento del salario a quienes resulten idóneos de la evaluación.

El cuestionamiento es motivado por los recientes anuncios de ajustes presupuestales que impactarán en la Secretaría de Educación, como tercera en el orden de los renglones afectados, donde se estima un recorte del orden de los tres mil 660 millones de pesos al sector educativo.

De entrada las autoridades federales indicaron que el recorte afectará el otorgamiento de becas y específicamente a la educación media y media superior. Según el mismo informe, al sistema de becas le recortarían mil millones de pesos y a los programas relacionados con la reforma educativa les restarían 500 millones de pesos. Y al programa para el desarrollo profesional docente, para el que originalmente se habían autorizado dos mil millones de pesos, tendrá un recorte de 300 millones de pesos.

La información difundida considera que también se afectarán los programas para la capacitación del docente y respectivamente los programas de infraestructura social del sector educativo.

En el mismo tenor educativo, esta semana presentará el segundo informe de labores, el rector de la universidad tamaulipeca Enrique Carlos Etienne Pérez del Río. Por lo mismo hay expectación, en los docentes, estudiosos y estudiantes de esta entidad, que esperan un informe directo y de resultados. De una rectoría que de entrada dio una tremenda sacudida a los vicios de antaño de la Máxima Casa de Estudios. El Rector ha mostrado capacidad para enfrentar y resolver los problemas y las necesidades de las 26 escuelas que la Universidad Autónoma de Tamaulipas tiene en las principales ciudades tamaulipecas.

 

Comentarios