Vienen de todo el estado

0
2

Alejandro Echartea

Varias decenas de policías estatales, que procedían de municipios de la frontera, del centro y sur del estado, dieron a conocer a la opinión pública la problemática que los llevó a protestar de manera pública.

De acuerdo a lo expuesto por los oficiales, el monto adeudado por parte de la Secretaría de Seguridad Pública, solo por un mes, supera los 20 millones de pesos, toda vez que a cada agente le corresponden 230 pesos diarios, es decir, seis mil 900 pesos mensuales.

Además, los agentes aseguraron ser víctimas de represión por parte de sus mandos superiores, quienes en localidades como Altamira, Río Bravo y Valle Hermoso les quitaron las unidades para evitar su traslado hacia la Capital.

Pese a tener temor a perder su trabajo, aseguraron que no están incurriendo en irregularidad alguna, ya que solo exigen el pago correspondiente a su trabajo desempeñado, donde destacaron que arriesgan su vida y lo que esperan es recibir su salario íntegro.

Otro de los agentes entrevistados afirmó: “Esperamos a que nos den respuesta a todo esto, que nos paguen es lo que queremos, que nos liquiden los adeudos hasta la fecha, estamos de todo el estado, desde Nuevo Laredo hasta Tampico”.

Una quejas más es que luego de una pasada manifestación les pagaron solo el 50 por ciento de lo que correspondía a un mes, es decir solo recibieron mil 800 pesos, lo cual molestó a los agentes, quienes señalaron que estaban afectando a sus familias, quienes ven limitado el cumplimiento de sus necesidades primarias.

“Todos estamos viviendo de nuestra nómina, tenemos derechos a viáticos por estar fuera de los municipios, ellos no saben si nosotros pagamos agua, luz, teléfono en nuestras familias y aparte todavía solventar nuestros gastos”, señaló el oficial.

Durante la manifestación y al paso de las horas, señalaron que algunos compañeros que viajaban desde la frontera hacia la Capital fueron detenidos en el retén de Oyama, donde les impidieron el paso.

Comentarios