De línea a línea

0
14

¿Esos son los nuevos modelos de policías?

Martín Sánchez Treviño

Como respuesta a la reactivación de la violencia en la capital del estado, los ciudadanos preparan para este miércoles una marcha por la paz, para exigir de las autoridades una respuesta puntual. Aunque una paz como ausencia de guerra carece de sentido humano y de trascendencia social.

Ahora que si la paz se plantea como un fin integro del hombre, la sociedad y los gobiernos, que es el ideal que proponen las corrientes humanistas de todos los tiempos. Es entonces la utopía de la paz, que las generaciones de todos los tiempos han aclamado, pero que no ha llegado ni con los líderes sociales que han convulsionado el mundo.

Porque la utopía de la paz está por encima de las armas, rebasa el discurso poético, la prosa y el pronunciamiento perverso propio de quienes se dicen políticos. Pues la utopía de la paz se aleja del retroceso de la sociedad y del hombre.

De ahí que el saludo de la paz propio de los pueblos antiguos, era un deseo sincero de prosperidad, como una manifestación de la justicia y una necesidad de un nuevo entorno social, que quizá nunca alcanzaron, pero al menos plantearon la paz como una metahistoria del hombre.

Este miércoles llega a esta capital Andrés Manuel López Obrador, el dos veces candidato a la presidencia de la república y fundador del partido político Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocido como Morena.

Estará de gira en los municipios del centro, norte y sur de la entidad. La idea es impulsar a Héctor Garza González, mejor conocido como “El Guasón” y quien por ciento ya tiene ligada la candidatura al gobierno de la entidad.

El asegura como otros aspirantes al mismo cargo, que ganara la elección constitucional de gobernador. Andrés Manuel estará en territorio tamaulipeco desde este miércoles hasta el próximo domingo.

Fructífera resultó la gira del presidente Enrique Peña Nieto en la ciudad de Altamira, donde por fin miles de altamirenses pudieron obtener un documento que les da certidumbre sobre la tierra que habitan.

Acompañado por el gobernador Egidio Torre Cantú y la secretaria del ramo Rosario Robles también hizo entrega de viviendas, en esa región pujante del sur tamaulipeco. Esta podría ser la última visita del presidente Peña Nieto durante el mandato del gobernador Torre Cantú.

Quien por cierto dio muestra de paciencia y cordura ante los policías sublevados a sus mandos, por la demora del pago de viáticos de casi un año. Pero también es cierto, que es necesario revisar el video de esa acalorada reunión entre los policías y el jefe del ejecutivo.

Porque si esos son los policías “modelos” que egresarán de la universidad de seguridad pública y que son el futuro para garantizar la “paz” y la tranquilidad en territorio tamaulipeco, es necesario y urgente revisar la curricula de esa universidad.

Pues la sociedad requiere guardianes del orden que den seguridad y garanticen la armonía de una sociedad en la puja por el desarrollo. Los tamaulipecos demandan policías con urbanidad, modelos del respeto, no símbolos de la rebelión mucho menos figuras de la mofa. Como decía un buen amigo, “¿para que los liberabas, Lincoln?”.

Ojalá el hecho, sea motivo de reflexión para los mandos policíacos en la secretaría de seguridad pública, sobre todo que asimilen que la represión nunca es la mejor manera para forjar una autoridad.

El que fue reelecto como dirigente de los ganaderos victorenses por su óptima capacidad para administrar y dirigir el rumbo de la actividad pecuaria, es Guillermo Higuera Licona. Es un valuarte de la actividad ganadera, no solo por su capacidad administrativa, sino porque es un legitimo productor pecuario de las familias ganaderas de la región.

Comentarios