Aumentan niños con déficit de atención

0
4

Israel Reséndiz

CIUDAD MANTE, Tam.- El número de alumnos en las escuelas con déficit de atención va en aumento, principalmente en planteles de primarias y secundarias, en donde al inicio del ciclo escolar comienzan a presentar problemas que se reflejan en un lento aprendizaje, no obstante, en otros casos son estudiantes que muestran muy buen desempeño en sus actividades académicas, deportivas o culturales y repentinamente cambian de personalidad reflejando por ende una disminución drástica en su rendimiento.

La mayoría de los casos que se han detectado en esta ciudad son atendidos en el aula de Usaer que está ubicada en la escuela primaria Margarita Maza de Juárez de la colonia Azucarera, en donde en estos momentos son 45 estudiantes los que están bajo supervisión de personal especializado, en una serie de roles y calendarización, dada la demanda que existe actualmente.

El director de este plantel educativo, Enrique Salazar Garza, dijo que hay quienes provienen de otras escuelas, independientemente de los que se atienden al estudiar su primaria en este plantel, y generalmente, la mayoría de quienes se están observando en estos momentos presentan problemas de conducta y lento aprendizaje, en donde el personal especializado tiene el reto de verificar el porqué de esos cambios y estatus del menor.

“Es un aula equipada que tenemos funcionando, en esta área llegan inclusive casos de otras escuelas, el cupo ha sido saturado, de modo que hay planeación en cuanto a calendarización para estudiantes, hay quienes aparentemente muestran un buen desempeño en sus calificaciones y en el exterior con sus compañeros, pero repentinamente cambian, o quienes ya traen problemas de ese tipo, el aula está a cargo del personal que está en observación de todos los niños, pues no se trata de problemas psicológicos, sino déficit de atención o cambios en sus personalidades”, dijo el entrevistado.

Externo además que como parte de las actividades se previenen conductas que pudieran terminar en casos de bullying, pues también se generan de acuerdo a la personalidad y desenvolvimiento de cada estudiante en las escuelas.

Señaló que en los casos donde esta intervención es necesaria debe ser el padre de familia quien esté de acuerdo e inclusive, lo canalice a quien corresponda para que empiece a recibir clases por parte de este personal, a manera de diagnóstico y en su caso encontrar alguna solución a cada caso.

 

Comentarios