¡Una noche muy loca!

0
5

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (Agencias)

A pesar de los problemas de sonido que en ocasiones se saturaba y otras se escuchaba por debajo de lo normal, así como de la ligera lluvia que se registró en el lugar, Adam Levine y el resto de los integrantes de Maroon 5 dejaron su sello la noche de este lunes en el Foro Sol al deleitar a sus seguidores que han estado detrás de la banda angelina desde 2002, cuando editaron su primer material discográfico que les colocó en el panorama musical.

A las 21:35 horas la banda de rock pop apareció sobre el estrado del Foro Sol para complacer a 62 mil 300 personas –según las cifras otorgadas por los organizadores– con el primer corte de la velada, “Animals”, que vino acompañado del primer saludo del vocalista, quien causó el asombro de sus seguidores al aparecer con una melena completamente rubia.

“Hola México City”, exclamó el músico que apareció junto a Keira Knightley en la cinta “Comenzar otra vez”.

Sin reparar en el público, ni mostrarse interesado por interactuar con el mismo al inicio del concierto, la agrupación ganadora de un par de premios Grammy continuó, como si tuviera cierta urgencia o necesidad de cumplir un esquema.

Así interpretaron los temas “One More Night” y “Stereo Hearts”, que sirvieron para darle rienda a temas clásicos de Maroon 5.

Justo cuando los acordes de “Lucky Strike” estaban iniciado, Adam Levine, quien para el concierto eligió portar unos jeans oscuros, playera negra y chamarra de mezclilla, comenzó a brincar y a aplaudir al centro del escenario, actitud que la gente empezó a imitar.

“Gracias por tenernos esta noche aquí. Esto es realmente agradable”, fueron las palabras que emitió Levine para darle paso a “Love Somebody”, uno de los temas más coreados por los asistentes.

Poco a poco el hielo se fue rompiendo y Levine junto a su banda se fueron echando en el bolsillo a sus fans. Primero por actitudes empáticas, como cuando dijo que su español no era nada bueno, pero que prometía hablarlo mejor la próxima vez que viniera a México, y después cuando, en el tema Makes me Wonder, se quitó la chamarra de mezclilla, dejando entrever sus brazos desnudos y tatuados, que provocaron gritos de las mujeres.

No por nada distintas publicaciones estadounidenses lo han elegido como uno de los músicos más hot de la escena musical y Adam Levine lo explota. Y si a esto se le suma que el también jurado del programa The Voice dedicó el tema She Will a “todas las mujeres de aquí”, Maroon 5 estaba ya del otro lado y con la aceptación de sus fans.

A lo largo de hora y media de concierto, traducido en 16 canciones, Levine hizo un viaje por su discográfica para entregar cortes como “Maps” y “This Love”, corte que Levine empezó a capela acompañado de 62 mil 300 gargantas que retumbaban en el lugar. Al cabo de unos segundos los músicos se sumaron al canto para seguir con el concierto.

Justo cuando el show iba un poco más a la mitad, Adam Levine hizo una pequeña pausa para presentar a los integrantes de su agrupación, quienes aprovecharon la ocasión para, por unos segundos, aventarse un solo con sus instrumentos.

Durante el concierto fue evidente el júbilo de los asistentes, quienes se sentían satisfechos por la experiencia musical que acababan de vivir.

La recta final del concierto le dio cabida a “Moves Like Jagger” y “Sugar”, cortes con los que Levine se despidió.

“Muchas gracias a todos. Ha sido una noche muy loca. Gracias”, apuntó el líder de la agrupación Adam Levine para después despedirse de su público con una reverencia, por lo cual fue ovacionado.

Comentarios