Conceptos Vigentes

0
33
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Frases juaristas actuales

Tito Reséndez Treviño

1°- A PROPÓSITO DE LOS PRÓXIMOS GOBERNANTES.- No hay duda, a 210 años de su nacimiento, las políticas sociales y solidarias con los que menos tenían, ejercidas por el licenciado Benito Juárez García durante su gobierno y particularmente con aquellos que gobiernan, todavía se hacen presentes en nuestros días, por ello es bueno tener memoria y tomarlas en cuenta, estamos seguros que los futuros mandantes del poder sabrán apreciar estas reglas de oro.

2°- REFLEXIONES JUARISTAS.- “Como hijo del pueblo nunca podría olvidar que mi único fin debe ser siempre su mayor prosperidad”.

“El primer gobernante de una sociedad no debe tener más bandera que la ley; la felicidad común debe ser su norte, e iguales los hombres ante su presencia, como lo son ante la ley; sólo debe distinguir el mérito y la virtud para recompensarlos; al vicio y al crimen para procurar su castigo”.

“Los hombres no son nada, los principios lo son todo”.

“Libre y para mi sagrado, es el derecho de pensar…

La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos”.

“La constancia y el estudio hacen a los hombres grandes, y los hombres grandes son el porvenir de la Patria”.

“La emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre, como es libre en el hombre la facultad de pensar”.

“La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible”.

“El respeto al derecho ajeno es la paz”.

“Nunca abuses del poder humillando a tus semejantes, porque el poder termina y el recuerdo perdura”.

“El principio de no intervención es una de las primeras obligaciones de los gobiernos, es el respeto debido a la libertad de los pueblos y a los derechos de las naciones”.

En política, la línea recta es la más corta.

Tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de un recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares propios sólo para los reyes de teatro.

Aquel que no espera vencer, ya está vencido.

El Gobierno tiene el sagrado deber de dirigirse a la Nación, y hacer escuchar en ella la voz de sus más caros derechos e intereses.

Mi deber es hacer cumplir la ley no sólo con medidas del resorte de la autoridad, sino con el ejemplo para atentar a los que con un escrúpulo infundado se retraían de usar el beneficio que les concedía la ley.

La instrucción es la base de la prosperidad de un pueblo.

Los gobiernos civiles no deben tener religión, porque siendo su deber proteger la libertad que los gobernados tienen de practicar la religión que gusten adoptar, no llenarían fielmente ese deber si fueran sectarios de alguna.

Siempre he procurado hacer cuanto ha estado en mi mano para defender y sostener nuestras instituciones. He demostrado en mi vida pública que sirvo lealmente a mi patria y que amo la libertad. Ha sido mi único fin proponeros lo que creo mejor para vuestros más caros intereses, que son afianzar la paz en el porvenir y consolidar nuestras instituciones.

Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.

Bueno, pues ahí están las frases del BENEMÉRITO, ojalá que sean de referencia para aquellos ciudadanos que aspiran a cargos de elección popular y las tomen como código moral en su actuación pública.

Lo mejor para esta semana y cuídense…

Comentarios