Conceptos vigentes

0
31
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

La corrupción

Tito Reséndez Treviño

 

1°- DEFINCIÓN.- Corrupción viene de la palabra latina “corruptio”, que a su vez se compone del prefijo “com”, que significa intensidad y “rumpere” que quiere decir romper. Corrupción se puede entender como el abuso del poder, mala conducta o la degradación de algo. La corrupción se ha dado desde tiempos remotos, en el caso de nuestro país se marcó mucho desde la colonización española, en donde los pobladores de las tierras americanas ofrecían oro y riqueza a los españoles, a cambio de protección o de inmunidad.

2°- CONCEPTOS DE CORRUPCIÓN.- Stephen D. Morris, quien realizó un interesante estudio de la corrupción en México sostenía que “Se la ha definido como el uso ilegítimo del poder público para el beneficio privado”; “Todo uso ilegal o no ético de la actividad gubernamental como consecuencia de consideraciones de beneficio personal o político”; o simplemente como “el uso arbitrario del poder”.

Otra definición con un énfasis más jurídico la proporciona Guillermo Brizio: “se designa a la corrupción como un fenómeno social, a través del cual un servidor público es impulsado a actuar en contra de las leyes, a fin de favorecer intereses particulares.

3°- EN MÉXICO CRECE COMO LA HIEDRA.- La corrupción no es algo genético, ha crecido y se ha fortalecido en México alrededor de la complicidad y las amplias redes que se tejen a partir de ésta, propiciada por el miedo social a la violencia de estado y la falta de controles sistemáticos que funcionen eficazmente para su definición, su prevención, su detección y una acción efectiva para corregir los incidentes cuando se verifican.

La corrupción ha llegado hasta el punto de volverse, definitivamente, parte del sistema y desarrollar resistencia a cambios que pudieran limitarla efectivamente, degenerando en una guerra sucia contra el pueblo para asegurar salir impune, siendo esta impunidad el distintivo y agravante en México.

4°- SUGERENCIAS A LA MEXICANA.- Frases como “el que no tranza no avanza”; “Dios, no te pido que me des sino que me pongas donde hay, yo solito agarro”; “La del Puebla”; “Ayúdeme a ayudarlo”; “Lo dejo a su criterio”; “La moral es un árbol que da moras” y otras similares son iconos que reflejan cuan arraigada y aceptada es la cultura de la corrupción en México, hasta convertirse en una acto inconsciente.

5°- CONSECUENCIAS DE LA CORRUPCIÓN.- Favorece la consolidación de élites y burocracias políticas y económicas. Erosiona la credibilidad y legitimidad de los gobiernos.

Reduce los ingresos fiscales e impide que los escasos recursos públicos ayuden al desarrollo y bienestar social.

Permite la aprobación y operación de leyes, programas y políticas sin sustento o legitimidad popular.

6°- DIVERSOS TIPOS DE LA CORRUPCIÓN: Extorsión, es cuando un servidor público aprovechándose de su cargo y bajo la amenaza sutil o directa, obliga al usuario de un servicio público a entregarle directa o indirectamente una recompensa. Soborno, es cuando un ciudadano o una organización entrega directa o indirectamente a un servidor público determinada cantidad de dinero, con el propósito de obtener una respuesta favorable a un trámite o solicitud.

7°- VERGONZOSO LUGAR.- Bueno, pero mientras son peras o manzanas nuestro país se ubicó en el lugar número 103 de un total de 175 países analizados en todo el mundo, en el Índice de Percepción de la Corrupción, debido a la posición de estancamiento en la que se ha mantenido por casi una década.

El Índice de Percepción de la Corrupción se realiza mediante encuestas y evaluaciones realizadas por diversas instituciones y mide las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en el sector público de cada país.

Transparencia Mexicana, el capítulo en México de la organización, dijo en un comunicado que “sólo un cambio de tajo en la estrategia anticorrupción permitirá que México abandone la posición de estancamiento en la que se ha mantenido por casi una década”.

Y mientras México está sumido en índices muy altos de descomposición, el Senado deshoja la margarita si aprueba o no la Ley anticorrupción.

Bueno, pues ya lo dijo Tácito hace muchos años: “Cuánto más corrupto es el estado, más leyes tiene”.

Y por cierto, el nunca bien ponderado ex presidente de México, José López Portillo, nos anatematizó diciendo que “La corrupción somos todos”.

¿Será?

Comentarios