Catón

0
12
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Catón

 

Doña Frigidia, ya se sabe, es la mujer más fría del planeta. Una vez entró a nadar en el lago de Chapala y lo congeló. Su esposo, don Frustracio, sufre mucho, pues a su cónyuge le ha dado ahora por jugar Candy Crush mientras él jadea y se afana en el acto del amor. (Cambian las modas: antes la señora hacía sudokus, y más antes resolvía crucigramas). Una noche le dijo tímidamente a doña Frigidia: “Quiero hacerte el amor”. Repuso ella: “Sobre mi cadáver”. Suspiró don Frustracio: “Así te lo he hecho siempre”. El aficionado al paracaidismo le pidió a su instructor: “Quiero lanzarme el próximo domingo”. “Imposible -negó el hombre-. Los paracaídas no abren los domingos”. En su lecho de hospital un individuo yacía vendado de pies a cabeza, igual que momia egipcia. Una mujer fue a verlo, y le preguntó: “Ahora que ya le dijiste lo nuestro a tu esposa ¿cuándo se lo dirás a mi marido?”. Dulcilí felicitó a Susiflor:

 

Continuara en su versión impresa…

Comentarios