Facetas

0
18
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Hazel Valdez Blackmore.-

Desilusión

 

Que desilusión saber que Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos.

Todavía nos preguntamos qué fue lo que pasó para que Hillary Clinton, mujer educada, culta, inteligencia, con una gran personalidad y un gran conocimiento de los problemas del mundo actual. Mujer a quien nunca se le ha tachado su actitud y su honestidad. Respetuosa y amable.

Con una carrera política bien desempeñada y una impecable vida como esposa y como madre.

Su campaña para alcanzar la preside3ncia fue siempre bien organizada y respetuosa, lo que le consiguió numerosos seguidores.

Es por eso que su derrota ha dolido tanto.

Descontento, protestas, ataques, rechazo, es lo que leemos y vemos en las noticias. Para la gran mayoría, es una pesadilla la llegada de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Tremendos comentarios se han estado haciendo en programas de televisión y especialmente en los periódicos. Se la han dado diversos nombres: “Bully”, narcisista, sin sensibilidad, inmoral, grosero, incapaz de construir una frase completa y correcta. Peor que una pesadilla.

La situación comercial en México está temblando. Con la amenaza de cancelar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y México.

Empezando con que el triunfo de Trump fortaleció el dólar que golpeó fuertemente al peso que se depreció en un diez por ciento y seguramente llegará a más.

Se prevé que caiga 41 por ciento la producción de autos en México con la llegada de Trump.

El sector farmacéutico también está preocupado pues Trump ha prometido imponer aranceles de hasta 35 por ciento a medicamentos y vacunas producidos en México y exportados a Estados Unidos y Canadá.

Obama y Trump tuvieron ya su primera reunión discutiendo diferentes situaciones, algunas excelentes. Otras difíciles. “Espero poder hablar con el Presidente en el futuro, incluyendo su asesoría” comentó Trump. Obama, por su parte comentó que su prioridad es “tratar de facilitar una transición que asegure que el presidente electo tenga éxito”.

Muchas marchas de protesta por la elección han tenido lugar en distintas ciudades de Estados Unidos rechazando el triunfo de Trump. Cientos de personas han llenado las calles de Nueva Cork protestando por el triunfo, considerando que ha instigado el odio entre distintos lugares del país.

Lo mismo sucedió en San Francisco donde los manifestantes pedían la expulsión de Trump. Y en los estados de Michigan, Kentucky, Pennsilvania y Maryland, miles de descontentos se reunieron para protestar por la elección de Trump, con gritos y pancartas indicando la elección de Trump, con gritos y pancartas indicando “no es nuestro presidente”.

En Los Ángeles en California, los más temerosos son los “dreamers”, jóvenes migrantes que temen que el triunfo de Trump termine con su sueño de terminar sus estudios. Ellos son sujetos a deportación por ser indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años.

Trump declaró en la CBS que expulsará a tres millones de “sin papeles” en cuanto llegue a la Casa Blanca en enero.

Y ha anunciado también que cambiará el muro que pretende construir en la frontera con México en una cerca en ciertas partes.

Declaró también cárcel para migrantes y mandará a prisión a los indocumentados criminales. Para este problema los obispos se han solidarizado con los indocumentados. Ojalá que tengan éxito.

Esperamos que no cumpla tanta tragedia.

Lo que si me temo es que los viajecitos a la frontera que nos encantan, se van a terminar y las tiendas deben estar más preocupadas que nosotros.

Ya veremos que sigue con este futuro presidente tan desagradable.

 

Comentarios