Lili Saldivar

0
9

‘La amistad’

Palabras Sabias: “La amistad es más difícil y rara que el amor, por eso hay que salvarla como sea”.

(Alberto Moravia)

 

Lilia García Saldívar.-

 

Lloraba el chiquillo de la mano de la mamá, lo llevaba aprisa pues hoy era primer día de clases, y quería ver en qué grupo había quedado, mientras Pepito lloraba y decía; ¡No me quiero ir sin tí! Me vas a dejar y no conozco a nadie mami, entra tú conmigo, la maestra tiene unos ojos muy feos me voy a perder, y el niño seguía llorando hasta que llegaron, en la puerta niños que se abrazaban a sus mamás, lloriqueos por donde quiera, sonó una campana y los maestros vinieron a recoger a los niños primerizos, los demás, riendo y sabiendo ya lo que es una escuela pasaron a su salón sonrientes de ver a sus amigos. Vino una maestra rubia de sonrisa fácil, y habla musical y separó a Pepito de su mamá, un enorme grito se oyó; ¡mamá no me dejes! Y la mamá respondió, dentro de una hora vengo por ti, un niño se apresuró a llevar a Pepito y le dijo; ¡Vente Pepito, vas a estar conmigo! Pepito sonrió, el llanto se fue y agarró la mano del niño que se llamaba Jorge y con un tierno adiós, vienes por mi mami; se despidió, se formaron en la fila y comenzaron a formarse para saludar a la Bandera, ¡Cuanto le gustó a Pepito, sus lágrimas habían huido y la sonrisa y la mano de Jorge, lo calmaron, después del saludo sonó un timbre y pasaron a su salón este olía a humedad, lo acababan de trapear, cada niño cogió un lugar y ellos quedaron Pepe delante de Jorge, atrás de él la profesora dijo: Niños, vamos a conocernos, yo soy su maestra Nina y todos los días nos veremos, conoceremos las letras los números y al final vendrá una fiesta no hablen con sus compañeros en clase, y óiganme bien a mí que soy la maestra Nina ahora cuando yo diga siéntense todos se sentarán en su lugar, no platiquen entre sí. Y así comenzó la clase, Pepito no sabía las letras, y las copió del pizarrón esta es la A y esta de dos pancitas la B y así sucesivamente a Pepito le gustó la B porque tenía dos pancitas como su gato viejo; ¡Y la mañana se fue! A la salida estaba su mamá, a quien le platicó de su amigo Jorge, le dijo que tenía un carrito correlón y que él quería uno para que jugaran carreras, ahora se fijó al pasar las calles porque su maestra les dijo que sólo se pasaran cuando vieran a una señora caminando, el llanto se convirtió en historias y cuentos, y la paz y el contento alejó las lágrimas y el miedo. Hizo la tarea puros palitos parados dibujados con un lápiz y rueditas como el sol, que orgulloso quedó cuando terminó. El primer amigo que hace la gente al entrar a la escuela, es el gran amigo y a través de los años lo recordamos con afecto, nos ayudó a pasar el trago amargo de lo desconocido y nos aferramos a él y se guarda en la memoria por muchos años, es una de las más sólidas amistades, todo nos gusta de él; el trance del alejamiento que experimenta un niño es el que su madre o padre lo abandonaron, es por eso que la amistad casi siempre perdura más que el amor, al ver con amistad estamos derramando polvo de estrellas que a todos nos gusta y de esa amistad verdadera surge a veces el hermano que no tenemos, guardar amistad, quererla, tener confianza, todo nos vivifica, a veces más que el amor que muchas veces nos desilusionamos pronto de él, tener un amigo, es contar con personas que nos aman sin ningún interés.

Comentarios