¿Encontraron el ‘elixir de la juventud’?

0
88
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rebeca Maldonado.-

En muchas ocasiones nos hemos preguntado si en algún momento la ciencia va a llegar tan lejos como para crear un método que detenga los estragos del tiempo en los seres humanos, algo que nos deje ser jóvenes por siempre, que nos ayude a vivir más. Pues bien, el momento ha llegado.

Científicos rusos y suecos, liderados por el bioquímico Vladímir Skulachev, desarrollaron un medicamento el cual puede detener del algún modo el proceso de envejecimiento. La nueva sustancia, lleva por nombre antioxidante SkQ1, ya ha sido probada en ratones en la Universidad Estatal de Moscú.

Primero, los expertos querían descubrir cuál era el trabajo de las mitrocondrias en el proceso de envejecimiento en el organismo. Para esto utilizaron ratones a los que se les inyectó una mutación que acelera los cambios aleatorios en ellas. Dichas mutaciones aceleraron el proceso de envejecimiento de las células, por lo que los roedores no pudieron llegar ni al año de vida.

Posteriormente los doctores utilizaron más ratones para aplicarles pequeñas dosis del antioxidante SkQ1 para comparar los resultados, de esta manera se percataron de que el grupo de roedores que no recibió el tratamiento empezó a mostrar los primeros signos de envejecimiento a partir de los 200 días de vida. Sin embargo, los que recibieron el fármaco no manifestaron dichos signos hasta mucho más tarde, incluso algunos de ellos ni siquiera llegaron a dar muestras de envejecimiento.

Los científicos concluyen que, el SkQ1 es capaz de ralentizar el proceso de envejecimiento debido a que esta sustancia protege a las células del oxígeno reactivo, que es lo que produce daños en las mitocondrias.

A partir de este proyecto, ahora el equipo de Skulachev, se encuentra trabajando en productos que se deriven del antioxidane SkQ1. Por el momento, el único que se encuentra a la venta en Rusia, son las gotas oftalmológicas Visomitin. Mientras que el próximo podrían ser las píldoras antienvejecimiento que se prevé serán lanzadas al mercado en unos dos o tres años después de ser aprobadas.

Y aunque todo esto suena como a buena una historia de ciencia ficción, no todo es color de rosa. Pues, también se ha advertido que el uso excesivo de antioxidantes obstaculiza el transporte de oxígeno en el tejido muscular por lo que se teme que dicho método contribuya a la sobrevivencia de células cancerígenas.

 

Con información de sinembargo.mx