Renovación de unidades podría orillarlos a una deuda impagable

0
42
Se ha incrementado el costo de operación y nosotros anteriormente estábamos manejándonos a un costo determinado y hoy en día, como consecuencia del alza a combustibles, refacciones y demás, la verdad estamos sudando la gota gorda para salir adelante de los compromisos que habíamos contraído” Ramón Hernández Manríquez Secretario General de la Unión de Concesionarios de Micros Verdes y Radio Taxis de Ciudad Victoria
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Los concesionarios del transporte urbano de pasajeros analizarán muy bien la propuesta gubernamental para renovar sus unidades, para evitar caer en una deuda impagable que pueda llevarlos a perder hasta el patrimonio familiar, adelantó Ramón Hernández Manríquez.

El secretario general de la Unión Sindical de Transporte Urbano Rutas Verdes, añadió que si bien no conocen el proyecto, sí tienen el antecedente de programas anteriores que llevaron a la quiebra a algunos empresarios.

«Ahorita apenas se están amarrando los compromisos para aterrizar el proyecto para apoyar en el recambio de unidades, lo que sí le hemos dicho al Gobierno del Estado es que si las unidades nuevas van a ser con un costo de 20 a 25 mil pesos mensuales, es un monto que escapa de nuestras posibilidades económicas», señaló.

Hernández Manríquez precisó que la renovación de vehículos es sólo parte de la modernización, porque ésta no sólo implica cambiar vehículos, ya que es un proceso que incluye también capacitaciones, control de ingresos, pues son diferentes factores que se tienen qué atender para poder entrarle al compromiso.

– ¿Cuánto podrían pagar mensualmente?

«Lo primero es el aval porque si yo voy a una agencia, armadora o arrendadora lo primero que me piden es dos a uno, es decir dejar en garantía una propiedad que vale el doble de la unidad, pero la verdad no tenemos esa posibilidad. Lo que no queremos es que la deuda se vuelva impagable».

El concesionario recordó que hace alrededor de cuatro años adquirieron 40 unidades nuevas, que fueron distribuidas en las diferentes rutas, por las cuales están pagando tres mil 800 pesos por semana.

«Es un tanto alto pero ya queda un año de pago. Fue mucho el sacrificio y penurias, no queremos que nos suceda una situación similar con las unidades nuevas», concluyó.