¿Cuál es la edad perfecta para tener un hijo?

0
88
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rebeca Maldonado.-

En la actualidad, cada vez más mujeres esperan el tiempo justo para ser madres, puede ser cuando se sientan preparadas emocionalmente, profesionalmente o cuando encuentren al compañero ideal. En ocasiones también la presión social aumenta un poco el estrés por no tener hijos a cierta edad, pero, según un estudio, la edad perfecta para tener bebés es de los 19 a los 35 años.

Según los expertos, la edad en la que la fertilidad femenina se encuentra en su mejor momento es a partir de los 19 años en adelante, pero varias teorías afirman que incluso ser mamá después de los 30 puede ser lo mejor.

En estudio reciente por cuenta del Centro Médico Universitario de Utrecht, se creó una especie de calculadora de fertilidad para saber cuál era el momento ideal de las mujeres para tener descendencia. Los resultados revelaron que si se quieren tener tres hijos, los 23 años es la edad perfecta para comenzar. Por otro lado, los británicos consideran que la edad conveniente va de los 26 a los 28 años, puesto que las personas ya se sienten más realizadas en el aspecto profesional como para querer empezar una familia.

Por su parte, el ginecólogo y profesor Geeta Nargunt, señala que la edad idónea es a los 29 años puesto que nuestro reloj genético comienza a deteriorarse, situación que va relacionada a un estudio de la Universidad de Edimburgo, quienes consideran que la edad límite para tener un bebé es entre los 30 y los 32 años, momento en que la mujer conserva un 12% de su reserva ovárica.

A su vez, el Instituto Nacional de Envejecimiento y Salud Mental del Reino Unido, sostiene que la edad recomendable es entre los 33 a los 35 años, pues consideran que a esa edad la madre está más preparada para educar a sus hijos.

Y es que en estos tiempos la ciencia nos provee de tantos métodos para dar este gran paso, pues la inseminación artificial, la fecundación in vitro, entre otras, ofrecen la oportunidad de poder planear una familia en el tiempo que cada individuo lo considere más pertinente.