Ricos sí ignoran a los que menos tienen

0
33
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rebeca Maldonado.-

Muchas veces hemos escuchado que para la gente con dinero, los pobres son invisibles, pasan desapercibidos, aun con excepciones, esto está científicamente comprobado. La gente que vive en un nivel socioeconómico alto, ignoran a las personas en su entorno.

Estas conclusiones tienen fundamento en un estudio que fue publicado por la Phychological Science, en donde se hace mención de que el grado en que las personas centran su atención tiene algo que ver con su clase social.

Quienes se dieron a la tarea de comprobar esta teoría fueron científicos de la Universidad de Nueva York, después de realizar diversas pruebas en las que se demostró que quienes consideran estar en un nivel social alto (relativamente), tienden a poner menos atención a quienes se encuentran en su entorno que las que se encuentran en una posición de desventaja económica.

La primera prueba consistió en reunir a 61 personas, a cada una se les dio unas gafas de realidad aumentada Google Glass para que caminaran por las calles de Nueva York durante un minuto y observaran su entorno mientras daban el paseo.

Al terminar esta primera etapa, los investigadores se percataros de que los individuos que se identificaban en un nivel social alto, miraban menos a los transeúntes mientras caminaban, que los participantes de clase media baja.

Posteriormente realizaron el experimento número dos, en donde se les pidió a 158 estudiantes que miraran 40 fotografías de distintas ciudades. Los resultados arrojaron que quienes tenían menos dinero, pasaban un 25 por ciento más de tiempo observando cada imagen que los estudiantes adinerados.

Finalmente, llegaron a la tercera y última prueba, se les otorgó pares de imágenes con rostros y objetos a 393 personas, después se les cuestionó acerca de qué había cambiado. Los expertos determinaron que los voluntarios de clase alta tardaban más tiempo que los de clase baja en señalar las diferencias en las caras que cambiaron en la pantalla, pues no les estaban prestando tanta atención.

Por su parte, Pia Dietze, la principal responsable de esta investigación comentó a la revista que: “La clase social afecta el procesamiento de información de una forma generalizada y espontánea”.

“Cuanto más sabemos sobre el efecto de las diferencias de clase social, mejor podemos resolver problemas sociales generalizados. Esta investigación es sólo una pieza del rompecabezas”, explicó Dietze.

Comentarios