Pierde México a entrañable actriz

0
183
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, abril 10 (Agencias)

La actriz mexicana Margarita Isabel falleció el pasado domingo en Cuernavaca por complicaciones respiratorias. En Foro TV se informó de su deceso, mientras que en el programa radiofónico “Todo para la Mujer” se informó que la actriz padecía de enfisema.

Los restos de la actriz fueron cremados este nueve de abril, en respeto a su última voluntad, informó su hijo Mario Iván Martínez.

“No hubo servicios funerarios. Fue cremada ayer, como ella lo quiso, y ahora está conmigo”, expresó el actor sin dar mayores detalles.

Destacó que su madre fue “periodista, activista política, maestra y directora escénica, además de actriz de cine, teatro, radio y televisión”.

Corroboró que, a causa de complicaciones respiratorias, falleció la mañana del domingo, a los 75 años, en el Hospital Center de Cuernavaca, Morelos.

La actriz Margarita Isabel nació el 25 de julio de 1943.

Inició su carrera en la actuación en el cine a finales de la década de los 60. En 1969 apareció en Los recuerdos del porvenir, donde interpretó el papel de la mujer de Lucas.

Entre sus películas más recordadas están Danzón, Como agua para chocolate y Cronos. También participó en Mundo de Fieras.

Algunas de sus apariciones en televisión fueron El pecado de Oyuki (1988), Teresa (1989) y Alcanzar una estrella (1990).

Margarita Isabel estuvo nominada en dos ocasiones a los premios TVyNovelas. La primera fue en 1998 por Alguna vez tendremos alas, donde contendió en la categoría a Mejor actriz de reparto. La última vez fue por La madrastra, en 2006.

En 1962, junto al locutor Mario Iván Martínez  Ortega, dio a luz al actor Mario Iván Martínez Morales. Durante una década también fue pareja del actor Armando Palomo.

Sus últimas apariciones en televisión fueron en 2010, con una participación especial en Soy tu dueña, y en 2009, cuando apareció en Mujeres asesinas, donde ocupó el papel de Carmen.

En los últimos diez años, Margarita Isabel se retiró de la vida artística y residía en su casa de Cuernavaca, en donde se dedicaba a la escritura, la jardinería, la política.

Comentarios