Proliferan basureros clandestinos

0
82
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- Producto de la falta de una cultura por parte de las empresas, así como de la población en general, la creación de basureros o tiraderos de desechos clandestinos se ha vuelto incontrolable en cualquiera de los municipios de Tamaulipas, no obstante que en algunos de ellos se crearon rellenos sanitarios.

El subsecretario de Medio Ambiente del Gobierno del Estado, Sergio Arturo González Miranda, supo reconocer que a la gente o las empresas se les hace más fácil tirar los desechos en un lugar donde nadie los vea, que trasladarlos a las áreas de confinamiento, para darles el tratamiento adecuado al no haber precisamente ese tipo de cultura.

Por ello, la dependencia empezó a comisionar inspectores en los diferentes municipios del estado, con el objeto de levantar, en la medida de lo posible, una especie de censo que permita dimensionar la cantidad como la problemática de los tiraderos clandestinos.

“Lo primero que vamos a hacer es eso, tener una idea de cuántos son, en dónde están y quiénes los están usando, para que en una primera advertencia se les exhorte a ir y depositarlos en los rellenos sanitarios, porque, de no ser así, tendremos que imponer sanciones”, adelantó el funcionario.

Y es que, así como hay basureros que de cierta forma están autorizados, hay otros que no, ocasionando daños a la ecología y el medio ambiente, por el tipo de desecho que ahí se tira, aseveró González Miranda.

Citó como caso concreto el relleno sanitario de Victoria, incluso el de Reynosa, donde aunque existen todas las condiciones para concentrar los diferentes desechos, mucha gente o empresas prefieren no llevarlos y tirarlos donde no sea observado por la autoridad.

No descartó que en la tarea a realizar se contemple la denuncia anónima por parte de la población, para que se proceda contra quienes generen ese tipo de tiraderos y sean objeto de sanciones económicas o hasta penales.

Admitió que aunque se sabe de la existencia de tiraderos clandestinos, supo reconocer también que se desconoce qué cantidad y tipos de desechos se depositan ahí.