Melhem: “La mafia del poder tienen nombre y apellido”

0
58
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Cd. Victoria, Tam.- “La mafia del poder tiene nombre y apellido, se llama Morena y se apellida López Obrador”, enfatizó el legislador Edgar Melhem Salinas al fijar el posicionamiento del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en un debate generado en la sesión de este martes en la Cámara de Diputados.

Y es que durante la plenaria, se exhortó a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) a iniciar la investigación correspondiente sobre el origen y destino del dinero que se exhibe en el video difundido por diversos medios de comunicación, donde se presume la entrega de 500 mil pesos a Eva Cadena Sandoval para Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena, acto que podría configurar un delito electoral.

Melhem Salinas afirmó que no es suficiente que la candidata y potencial operadora de Morena, Eva Cadena, dimita a sus pretensiones políticas, y enfatizó que es necesario que se investigue a profundidad el escándalo que sacó a la luz el video.

“Exigimos a las autoridades que realicen una profunda investigación de la posible red de corrupción que remita al presidente de Morena y le exigimos a este último renunciar a su cargo por congruencia con los mexicanos”, dijo.

Enfatizó que todo financiamiento privado a partidos o algún actor político debe ser declarado y fiscalizado ante la autoridad electoral, para impedir la presencia de recursos ilícitos en los procesos comiciales.

Sin embargo, agregó, en el video difundido quedó expuesta con claridad la intención de mantener esos recursos en la opacidad, lo cual debe derivar en responsabilidades jurídicas si sus consecuencias lo ameritan.

Afirmó que López Obrador debe ser investigado porque actualmente se llevan a cabo procesos electorales en distintos estados de la República, “por lo que la entrega de financiamiento ilegal que involucra directamente al presidente de Morena, atenta contra la transparencia y contra la legalidad de los procesos electorales y pone en entredicho la calidad de la dirigencia de ese partido político”.