Lamenta violencia sector restaurantero

0
54
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez

La esperanza que tenían los restauranteros, al menos los de Reynosa, de que el Día de las Madres les permitiera recuperarse un poco de la caída de las ventas, en algunos casos total, estaba supeditada a que la jornada se mantuviera sin eventos violentos.

Sin embargo, José Alfredo Andrade Castillo, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) lamentó que estén sujetos a lo que decidan los delincuentes y no a la calidad de sus platillos.

“Hasta ahorita (14:00) vamos bien, se ve una mejor afluencia en los restaurantes a comparación de los últimos diez días, en los que algunos afiliados han tenido un desplome de hasta el cien por ciento en las ventas”, comentó.

El empresario lamentó que particularmente esa ciudad esté convulsionada por la violencia, pues no solo ese sector se encuentra severamente afectado, sino también el resto, aunque en su caso la actividad nocturna está paralizada.

“Queremos sentir el apoyo de las instituciones encargadas de la seguridad, porque hemos tenido noches como la del pasado miércoles tres en que ninguna corporación policiaca o militar realizó vigilancia, nos dejaron solos a todos”, refirió.

El dirigente de los restauranteros en la entidad añadió que ante esa situación ese sector no se generó muchas expectativas para este diez de mayo, porque están conscientes que la ciudadanía tiene mucho temor de salir a la calle.

“No tendremos un repunte significativo porque al caer la tarde ya casi no hay nadie en la calle, en lo que se refiere al resto de los días también estamos en la incertidumbre porque la labor de promoción que hicimos en el sur del Valle de Texas se ha ido a la basura, ahora con la inseguridad ya muy pocos habitantes de esa zona nos visitan”, concluyó.