Reprimen con gas pimienta a ‘abuelos’

0
41
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CARACAS, Venezuela, mayo 12 (Notimex)

La policía venezolana impidió este viernes, con gas pimienta y un muro metálico, una marcha de los jubilados en Caracas, que se sumó a las jornadas de protestas contra el Gobierno venezolano que ya llevan cinco semanas continuas.

La llamada “marcha de los abuelos” pretendía llegar a la Defensoría del Pueblo desde el municipio de Chacao, en el este de Caracas, pero se encontró con el cordón policial que cerró todos los accesos hacia el centro de la ciudad.

Luego de una escaramuza inicial, en la que los jubilados fueron rociados con gas pimienta, que dejó al menos cinco con señales de asfixia, la policía permitió el paso de la marcha hasta la avenida Libertador, que conecta el centro con el este de Caracas.

En ese corredor, los manifestantes sólo lograron llegar a la mitad del camino, ya que la policía cerró la vía con una pared metálica que impidió el paso.

La marcha partió de la plaza Brión, en el municipio Chacao, en el este caraqueño, pero los jubilados fueron enfrentados por agentes de la Policía Nacional, que respondieron usando gas pimienta a los empujones de los abuelos.

Tras el incidente, la policía abrió el paso hacia la Libertador, donde a medio camino fue instalado el muro metálico.

Aunque los jubilados reclamaron que fuera desmontada la pared para poder avanzar, la policía se negó a hacerlo y mantuvo el paso cerrado.

Al lugar se hizo presente un representante de la Defensoría, quien se dijo dispuesto a recibir la comunicación con las peticiones.

Los manifestantes respondieron que no tenían un manifiesto, sino que exigían respuesta a diez documentos entregados con anterioridad.

El presidente de la Federación Nacional de Jubilados y Pensionados de Venezuela, Emilio Lozada, dijo que están exigiendo respuesta a las varias comunicaciones entregadas.

“Queremos respuesta a estas exigencias, estamos cansados de traer documentos. La Defensoría debe asumir lo establecido en la Constitución”, señaló.

Alegó que en varias oportunidades han exigido el pago de un bono de alimentación y medicinas que aprobó la Asamblea Nacional (Congreso) el año pasado, pero que el Gobierno alega no tener recursos para ello.

Al lugar se presentó el líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, quien protestó por el hecho de que la policía atacó a los jubilados con gas.