Buscan acabar con tira de escombro

0
58
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Adela Hernández

CIUDAD MADERO, Tam.- El relleno de laguna es una vieja práctica que algunos vecinos insisten en seguir realizado pese al daño que ocasionan al medio ambiente, ante ello las autoridades municipales se solicitaron el apoyo de la Gendarmería Ambiental.

Se pretende que el personal capacitado realice vigilancia y supervisión en los vasos lacustres para inhibir y detener a quienes haciendo caso a los letreros arrojan todo tipo de escombro a la orilla de las lagunas.

Silvia Mancilla Herrera, regidora de la comuna maderense, mencionó que por semana le reportan hasta cinco personas que rellenan la Laguna de la Ilusión, una de las más afectadas de los últimos años.

“A mí me reportan, pero yo no puedo señalar nombres, si he visto y he reportado, lo llevamos a obras públicas, a la semana me reportan hasta cinco personas, la gente lo que hace, la necesidad lo hacen rellenar pero no los justifica porque pueden dañar”, indicó.

Asimismo dijo que ésta no es un área factible para regularizar, por lo que aunque rellenen y tratan de construir sus viviendas serán retirados.

Sin embargo, reconoció que hay líderes que aún engañan a la gente, por ello es necesario que a través la Gendarmería Ambiental se les deje en claro que no les permitirá que continúen rellenando los vasos lacustres pues además de generar un daño al medio ambiente no se les permitirá construir ahí sus viviendas.