Descartan anuencia a castigos corporales

0
89
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- Para el presidente de la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia, Miguel Ángel Tovar Tapia, los docentes tienen muchas más alternativas que la aplicación de castigos corporales para instaurar la disciplina dentro de las aulas, aún y con el consentimiento de los propios progenitores.

Lo anterior al cuestionarlo sobre la viabilidad de echar mano de este tipo de acciones, para recuperar entre otros valores el del respeto y el orden que han sido causa del incremento de conductas antisociales e incluso de casos de delincuencia a temprana edad.

«Desde mi punto de vista los castigos corporales, físicos o emocionales, de ninguna manera deben existir en las escuelas; pues los docentes deben tener alternativas que conduzcan a una buena educación», comentó.

Tovar Tapia dijo no estar de acuerdo con la propuesta hecha por el gobernador del vecino estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, de que los padres devuelvan a los maestros la posibilidad de retomar los castigos corporales, pues puede ser contraproducente.

«En la actualidad se tiene una tendencia en la que el quehacer educativo es uno de los más cuestionados, por tanto en cualquier momento en cuanto ocurre algo negativo, cuando un docente se desespera y aplica un castigo, la opinión pública lo ataca con todo, destrozan su trayectoria», subrayó.

El también docente en funciones refirió que existen casos documentados en los que incluso por levantar la voz, los maestros enfrentan quejas ante las autoridades educativas y, lo que es peor, las áreas de derechos humanos.

«Todos los maestros frente a grupo estamos expuestos, nuestro trabajo es vigilado casi con lupa, por ello cuando llega a ocurrir que alguno pierde el control y reprende a alguno de sus alumnos, los padres recurren a las leyes solo porque quiso mantener disciplina», concluyó.