Truenan vidrios de la Torre

0
88
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- Aunque hasta ahora no han causado daños a los empleados ni a quienes acuden a realizar algún tipo de trámite, los vidrios de los costados en la Torre Bicentenario se han roto y caído en pequeños pedazos.

Y es que los cristales que se colocaron en los costados presentan un desperfecto, es decir, una deficiencia, que con el paso del tiempo han resultado impurezas que por lo elevado de las temperaturas que registra esa zona estallan, se pulverizan y caen al suelo, confirmó José Alfredo González de León.

El Jefe de Departamento de Mantenimiento informó que desde el año pasado a la fecha por lo menos seis cristales de la Torre Bicentenario se han caído pulverizados prácticamente en impurezas, que por su tamaño no han causado ningún daño a quienes laboran o visitan ese edificio gubernamental.

“Como se trata de vidrios templados se cristalizan y caen en pedazos pequeños, el último que se cayó no ocasionó daños a ninguna persona, ya estamos tratando de restablecer los que faltan, solo que ocurrió en el interfaz del contrato con la nueva compañía que adquirió el seguro”, apuntó.

Por seguridad de los empleados y de la gente que acude a realizar un trámite a la Torre Bicentenario, en la parte frontal del edificio se colocaron conos preventivos, con el objeto de que las personas no cruzaran por esa zona, ante la posibilidad de que siguieran cayendo más partículas de los cristales.

No descartó que periódicamente se siga presentando el problema, como resultado de que la mayor parte del edificio, en el que laboran poco más de tres mil empleados, está prácticamente “tapizado” con cristales que presentan una deficiencia.

Sobre las condiciones que imperan en los elevadores de la Torre, González de León indicó que de los seis, cinco están funcionando de manera correcta y atendiendo la demanda de los empleados al momento de entrar o salir del edificio.

El único que está suspendida su operación por precaución es el seis, en espera de que llegue una tarjeta electrónica para que, de ser posible, reanude su funcionamiento a partir del próximo lunes.