Piden bajar costo de licencia de alcoholes

0
97
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.- Como un incentivo para la industria restaurantera, los empresarios del ramo recurrirán al Congreso del Estado para que se hagan modificaciones a la Ley de Alcoholes que permitan abaratar las licencias, pues en la actualidad se maneja un mismo precio para todos los establecimientos que venden bebidas alcohólicas.

Así lo adelantó José Alfredo Andrade Castillo, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), quien agregó que a todas luces están en desventaja, pues mientras a los depósitos y minisúper las empresas cerveceras les pagan la licencia y les dan otro tipo de incentivos por ventas.

“Nosotros tenemos que pagar una licencia similar que ronda los 28 mil pesos mensuales, solo que a diferencia de los depósitos nosotros solamente podemos vender bebidas acompañadas de alimentos, es decir que nuestro negocio no es la venta de bebidas alcohólicas en grandes volúmenes”, comentó.

En este sentido, Andrade Castillo enumeró los beneficios adicionales que reciben los propietarios de establecimientos que sí tienen el alcohol como principal producto de venta y por tanto generador de ganancias.

“Nosotros de entrada tenemos que pagar los mismos 28 mil pesos por la licencia anual, así vendamos solo diez, 20 o cien bebidas alcohólicas, a diferencia de quienes venden diez, 20 o cien cartones de cerveza, a los que las empresas cerveceras les pagan la licencia y les dan incluso bonificaciones por volumen”.

Al respecto, Andrade Castillo adelantó que buscarán dialogar en los próximos días con legisladores estatales para que se hagan cambios a la legislación que regula este tipo de permisos y se clasifique a los establecimientos creando un tabulador de licencias.

“Afortunadamente hasta ahora los afiliados a la Canirac no hemos tenido problemas con las nuevas disposiciones por parte de la Secretaría de Finanzas, salvo las aparatosas revisiones que en ocasiones llevan a cabo acompañados por elementos policiacos, algo que pone nerviosos a los comensales”, concluyó.

Comentarios