Descartan ‘trajes a la medida’ en el PRI

0
83
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

CIUDAD DE MÉXICO, junio 23 (Notimex)

La secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu, aseveró que no habrá “traje a la medida” para ningún “presidenciable” y calificó de natural que algunos priistas externen sus aspiraciones para el 2018, pues están en un partido abierto donde cada quien puede expresar su punto de vista.

Ruiz Massieu, quien coordina la XXII Asamblea Nacional de este instituto político, que en una primera etapa reunió a más de 230 mil priistas, ofreció que estos trabajos serán espacios abiertos al debate con transparencia y sin tabúes en ningún tema, incluido el método para la elección de candidatos para los comicios del próximo año.

“La mejor garantía que habrá piso parejo -para los aspirantes a la candidatura presidencial del PRI- es tener claridad de cómo se va a elegir a las candidatas y candidatos que nos van a representar en la próxima elección”, indicó en entrevista la dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Por ello es importante que este debate sea transparente y abierto para que los priistas tengamos la certeza de hacia dónde vamos y cómo vamos. Esa es la mejor garantía de piso parejo, que no haya reglas distintas para cada uno, sino la misma, ni traje a la medida para nadie.

Reconoció que, como priista, la opinión del presidente Enrique Peña Nieto cuenta mucho en las decisiones que se tomen en su partido, pues es el primer priista del país, “es un cuadro distinguido en el partido y en ese sentido tiene un valor su opinión y estamos esperando contar con su presencia el día de la plenaria (de la Asamblea Nacional).

Sin embargo, Claudia Ruiz Massieu aclaró que la decisión de cómo elegir a los candidatos para el proceso electoral de 2018 es para lo que se está dando un gran debate en los trabajos de la Asamblea Nacional priista.

Del cónclave de la dirigencia priista con los gobernadores celebrada en la víspera, la ex canciller aseguró que ésta fue positiva, porque todo mundo está con entusiasmo por la etapa importante que es la asamblea y que será definitorio en muchas cosas que ahí se decidan.

Reconoció que es una etapa más de mucha intensidad por la pluralidad de visiones que se expresan “y eso siempre es bueno”.

El PRI llega a su XXII Asamblea con mucho ánimo por los triunfos electorales en el Estado de México y Coahuila, pero también con mucha claridad de que las victorias se dan en un contexto de elecciones en el país muy reñidas, en donde se ganan por diferencias en un dígito.

No obstante la dirigente partidista aclaró que el partido tricolor ganó el Estado de México por tres dígitos y Coahuila con más de dos dígitos, pero la realidad es que la pluralidad hace que las elecciones sea muy competitivas.

Advirtió que cualquier partido que quiera permanecer competitivo y que quiera tener la confianza de la ciudadanía como es el caso del PRI, tiene que hacer un ejercicio de autocrítica y de definición de futuro de los qué y cómo, “es lo que vamos hacer en la Asamblea”.

Recordó que el próximo año se tendrá en México las elecciones más grandes que se hayan tenido, con la Presidencia de la República, la renovación del Congreso de la Unión, nueve gubernaturas y en 29 estados en donde se elegirán ayuntamientos y diputados locales.

Por ello, estimó que se deben tener métodos claros para la elección de candidatos en todos los niveles y por eso hay distintos puntos de vista de que poner o quitar.