Muestra ‘felicidad’ acusada de asesinato

0
55
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

ATLANTA, E. U., julio 7 (Notimex)

La inmigrante mexicana Isabel Martínez, acusada de matar a puñaladas la víspera a su esposo y a cuatro de sus hijos en la pequeña comunidad de Loganville, al este de Atlanta, Georgia, compareció este viernes por primera vez ante un juez para ser instruida de cargos.

Otra hija, una niña de nueve años, se encuentra gravemente lesionada en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Atlanta.

Martínez, de 33 años, fue arrestada la víspera, luego de que ella misma llamara al número de emergencia 911 para reportar los homicidios.

Al comparecer en la corte este viernes, la inmigrante, originaria del estado mexicano de Michoacán, sonrió ante las cámaras de los fotógrafos de prensa y rechazó su derecho a tener un abogado defensor con costo para el estado.

“No necesito un abogado”, dijo hablando en español y utilizando un intérprete para comunicarse con el juez. “Mis abogados siempre van a ser la gente y mi fe. Esos son mis abogados, por eso estoy aquí, no importa nada más”, dijo.

“Estoy representando a la gente que es humilde, que es trabajadora, la gente que sufre, la gente que tiene un montón de cargos para que entiendan que todo es posible a través de Dios”, señaló.

Martínez sonrió repetidamente ante las cámaras y como festejando la ocasión hizo señales con los pulgares de sus manos levantados. En varios momentos abrió los brazos y luego juntó las manos como si estuviera orando e incluso dejó su asiento para arrodillarse en el suelo.

Las constantes expresiones de la mujer le valieron una reprimenda del juez. “Señora, voy a advertirle que deje de posar para las cámaras”, le dijo el magistrado. “Realmente no es una buena idea, probablemente no en su beneficio”.

Martínez permanecerá detenida en la cárcel del condado de Gwinnett, sin derecho a fianza en tanto se alista su juicio en el que podría ser sentenciada a la pena de muerte.

Las autoridades aún no determinan qué provocó que la inmigrante mexicana asesinara entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves a su esposo Martín Romero, de 33 años, y a cuatro de sus hijos, identificados como Axel (de dos años), Dillan (cuatro), Dacota (siete) e Isabela Martínez (10).

Una quinta hija, Diana Romero Martínez, de nueve años, sobrevivió al ataque y se encuentra en la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Children’s Healthcare de Atlanta.

En declaraciones a los medios de comunicación, miembros de la familia, amigos y vecinos, dijeron que Martínez se encontraba deprimida tras la reciente muerte de su padre en Michoacán, México.

Martínez no pudo viajar para asistir al funeral de su padre por carecer de documentos migratorios para poder reingresar a Estados Unidos.

La familia acababa de regresar de un viaje a la playa con motivo del feriado por el cuatro de julio (Día de la Independencia) en Estados Unidos, y parecía estar bien, según un miembro de la familia. Sin embargo, 12 horas más tarde, Martínez habría cometido los homicidios.

El consulado General de México en Atlanta informó en un comunicado que está dando seguimiento al trágico acontecimiento que involucró a una familia mexicana y que se encuentra en contacto con las autoridades y con los familiares de las víctimas con el propósito de brindar la asistencia consular que compete.