Fomentarán el arraigo de jóvenes en el campo

0
172
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- Debido a que cada vez hay menos personas interesadas en la actividad agropecuaria, la Ley de Desarrollo Rural Sustentable de Tamaulipas será reformada para obligar al Estado a implementar acciones que permitan el arraigo en el campo de las nuevas generaciones de jóvenes.

La Diputación Permanente aprobó el pasado miércoles diversas adecuaciones al ordenamiento normativo, al dictaminar positivamente una iniciativa presentada por la bancada del Partido Nueva Alianza (Panal).

De esa manera, se adiciona la fracción XVI del artículo 1; se reforma la fracción XXV, recorriéndose las fracciones XXVI a la XXIX y se adiciona la fracción XXX del artículo cuatro. Además, se reforma la fracción V del artículo diez y fracción XI del artículo 41.

En la fracción XVI se impone la obligación al Estado de promover apoyos y programas dirigidos a desarrollar las capacidades de los jóvenes productores rurales que se dediquen preponderantemente a las actividades agropecuarias y agroforestales para favorecer el relevo generacional que contribuirá al desarrollo rural sustentable de nuestro estado.

Para que la reforma quede firme se requiere que el dictamen sea votado en el Pleno Legislativo, pero la modificación de la ley prácticamente es una realidad.

De esa manera, quedará incorporado en la ley el concepto de relevo generacional como una medida que contribuya a generar estabilidad en el campo y a su vez garantice la sustentabilidad y permanencia del sector rural.

En la exposición de motivos, los legisladores señalaron que una serie de factores han provocado que los jóvenes pierdan el interés por dedicarse a las actividades del campo, a pesar de que es una acción que tiene capacidad de generar empleos e ingresos.

Las nuevas generaciones han optado por migrar a los Estados Unidos, a las urbes mexicanas, y en muchos casos hay jóvenes que se han incorporado a las filas de la delincuencia organizada.

Paralelamente a ello, la población del medio rural ha venido envejeciendo apresuradamente. Datos de la Encuesta Nacional Agrícola 2014 revelan que el 40.5 por ciento de la población del medio rural es mayor de 60 años de edad; el 22.2 por ciento tiene entre 26 a 45 años, y solamente 1.2 por ciento tiene entre 15 y 25 años de edad.

Aunque el Gobierno federal tiene programas como el de Arráigate, para reducir la migración de la población rural, la medida ha sido insuficiente.

“Es así que, en esa idea central, Nueva Alianza busca promover el arraigo de las y los jóvenes en el campo y hacerlos partícipes de una nueva generación que promueva como una opción rentable la economía rural”, refieren los legisladores.

Y añaden: “En ese marco de ideas, nuestra iniciativa se centra en el relevo generacional, mismo que se define como “el proceso de traspasar en vida o no, la herencia (corresponde al capital y bienes) y la sucesión (se refiere al poder, el gerenciamiento) a la nueva generación”. No podemos seguir viendo al campo como un sector inducido a los grandes productores y con miras a que desaparezcan los pequeños y medianos agricultores, nuestro campo vale y vale mucho, es el momento que la juventud forme parte del relevo generacional de esas tierras”.