ENTRETELONES

0
51
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Oscar Pineda.-

Pobre Chuchín…

Tras la reforma política electoral aprobada por el Congreso de la Unión en 2014, los alcaldes, síndicos y regidores tendrán la posibilidad de reelegirse por un periodo de tres años más.
Esto permitirá que el próximo año en Tamaulipas los 43 presidentes municipales, los síndicos y regidores de los cabildos pueden aspirar a repetir en sus cargos de elección popular.
Sin embargo, y aquí viene la parte interesante, no todos estarán en condiciones de hacerlo porque para conseguirlo primero tendrán que ser postulados por el partido por el cual llegaron al cargo, salvo los independientes que podrán competir nuevamente sin un partido que los respalde.
Ahora bien es importante aclarar que la reelección no se da de manera automática, pues aún cuando los actuales alcaldes sean postulados, todavía tendrán que pasar la prueba de las urnas que es finalmente donde los ciudadanos evaluarán el desempeño que hayan tenido las autoridades… además de que no irán solos a la contienda, de hecho la competencia será mucho mayor que en las elecciones anteriores…
Pero ¿cuáles son los pros y los contras de la reelección?
En principio uno de los puntos favorables en el caso de los cabildos es que los proyectos municipales tendrán una mayor continuidad, lo que evitaría que obras de largo alcance queden abandonadas al final del trienio como ha sucedido a lo largo de la historia.
De alguna forma la reelección también ayudará, o al menos es lo que se pretende, a reducir el famoso «chapulineo» que originaba que los alcaldes dejaran inconclusa su tarea para ir en busca de nuevos cargos de elección popular.
Lo malo es que se corre el riesgo de que una vez ganen se tiren a la hamaca y no volvamos a saber de ellos como ocurre con algunos municipios donde los alcaldes han pasado prácticamente desapercibidos, El Mante por ejemplo o Altamira, San Fernando y Valle Hermoso.
En realidad son pocos los municipios en donde la reelección de sus alcaldes, síndicos y regidores parece inminente…
Estos municipios se podrían contar con los dedos de una mano: Victoria, Nuevo Laredo, Tampico, Rio Bravo y Aldama… si los cálculos no me fallan.
Otro de los aspectos que preocupan, sobre todo a las autoridades electorales, es que los alcaldes, síndicos y regidores no tendrán que separarse de sus cargos para hacer campaña, lo que podría suponer cierta ventaja sobre el resto de los candidatos, a mi gusto esto podría ser una navaja de doble filo para los alcaldes pues a mayor vigilancia, mayor presión.

EL PERSONAJE
Sin lugar a dudas el alcalde de Matamoros, Jesús de la Garza Díaz del Guante, cuyo Municipio opera en números rojos, lo que refleja una mala administración de los recursos públicos.
La obsesión de este alcalde por aparecer en las boletas electorales del próximo año, lo cual muy probablemente ocurrirá, le ha nublado la razón y le ha llenado de desconfianza. Ya no es el mismo Chuchín, dicen los que lo conocieron cuando era hombre de fe, lástima, se dejó arrastrar por las perversidades del Mundo…

Twitter: @oscarpineda
Facebook: @dvoscarpineda

Comentarios