Tránsito, ‘sin piedad’ para alcoholizados

0
136
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Aunque la multa por conducir en estado de ebriedad rebasa los cinco mil pesos, sigue habiendo muchos conductores que combinan el alcohol con el volante, poniéndose en riesgo ellos mismos y a otras personas, aseguró Adolfo López Walle.

El Director de Tránsito Municipal dijo que la severidad de la sanción no está intimidando a los automovilistas, y prueba de ello es que cada fin de semana se infracciona a un promedio de 80 o 100 por manejar bajo los efectos del alcohol.

Consideró que la situación refleja la falta conciencia de la sociedad para entender lo peligroso que resulta combinar el alcohol con el volante, a pesar de que está probado de que es una de las causas principales de los accidentes de tránsito, muchos de los cuales generan víctimas fatales.

Ante ello, la Dirección de Tránsito local está intensificando los operativos antialcohol para detectar y sacar de circulación a los conductores ebrios.

Los operativos se realizan viernes y sábados en cruceros elegidos al azar y que no sean los mismos, para evitar que los automovilistas los evadan.

Paralelamente a ello, entre semana los oficiales también se dan a la tarea de hacer revisiones para detectar a conductores alcoholizados.

Por su parte, oficiales de Tránsito local consideraron que, el usar los vehículos como cantina ambulante es una situación cultural bastante arraigada en la sociedad.

Además, se trata de una conducta que no respeta estratos sociales, porque lo mismo incurre en ella un obrero de la construcción que un empresario.

“En los operativos agarramos de todo: desde albañiles o vendedores ambulantes hasta empresarios y funcionarios. La mayoría de quienes incurren en esa práctica niegan estar alcoholizados, pero cuando el médico los examina les demuestra lo contrario”, explicó uno de los agentes.

Coincidieron en que endurecer las sanciones económicas no es una alternativa para frenar a los automovilistas ebrios, porque actualmente la multa es de poco más de cinco mil pesos y sin embargo siguen siendo muchos los que desafían a la autoridad.