Habría huido Puigdemont

0
64
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

BRUSELAS, Bélgica, octubre 30 (Notimex)

El abogado belga Paul Bekaert afirmó haber sido contactado hoy por el presidente destituido de Cataluña, Carles Puidgemont.

En declaraciones a la agencia de noticias Belga, el magistrado especializado en derechos humanos, que ya defendió a miembros de la organización separatista vasca ETA, confirmó que Puidgemont se encuentra en Bruselas y buscó sus servicios.

No obstante, se negó a precisar si el líder independentista catalán pretende pedir asilo al Gobierno belga. “No puedo decir qué me ha pedido por secreto profesional. Aún no puedo decir nada sobre el asilo, mañana habrá una comparecencia sobre el tema”, dijo.

Fuentes del gobierno regional catalán (la Generalitat) habrían afirmado a la televisión catalana TV3 que Puidgemont se encuentra en un local “discreto y seguro” de la capital belga. Desde que la prensa española informó el posible viaje del presidente destituido a Bruselas, su paradero sigue siendo desconocido.

El líder independentista ha sido acusado por Madrid de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos por la realización del referéndum de independencia del pasado 1 de octubre, declarado ilegal por la Corte Constitucional española. Su viaje en secreto a Bruselas sería una manera de evitar la cárcel.

Fue el secretario de Estado de Asilo y Migración belga, Theo Francken, uno de los principales miembros del partido nacionalista flamenco N-VA, quien lanzó el domingo pasado las especulaciones sobre un posible pedido de asilo del presidente destituido.

En entrevista a medios locales, dijo que estaría dispuesto a considerar una eventual solicitud. Bélgica es uno de los pocos países de la UE que se otorgan el derecho de analizar pedidos de asilo de ciudadanos de otros países de la mancomunidad.

Sin embargo, el mismo día, el primer ministro Charles Michel, afirmó que la concesión de asilo a Puidgemont “no está en la agenda” y pidió a su ministro “no echar aceite al fuego”.

La N-VA, miembro de la coalición gubernamental en Bélgica, negó este lunes por medio de su portavoz, Joachim Pohlmann, haber invitado al político catalán a un evento privado en Bruselas. “Si está aquí (en la capital belga) no es por invitación del N-VA”, aseguró.