A mi gusto

0
66
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Cuarto Informe UAT

 

Cendy Robles

 

El día de mañana jueves se estará llevando a cabo el Cuarto Informe Rectoral de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), a cargo del contador público ENRIQUE ETIENNE PÉREZ DEL RÍO.

El magno evento universitario que reúne año con año a todos los funcionarios de la Máxima Casa de Estudios en Tamaulipas, estará en esta ocasión además, presidiendo la Toma de Protesta de quien será el nuevo Rector de la UAT, el ingeniero JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ, para el periodo 2018-2021.

Muchos son los logros por los que será recordada la administración del contador Etienne, entre los que destacan los avances en materia de infraestructura tecnológica. Y es que gracias al convenio celebrado de la UAT con la empresa Microsoft, todos los estudiantes y maestros de nuestra universidad tamaulipeca tuvieron acceso libre a 230 mil licencias del Sistema Operativo Windows 10, lo que complementó el uso eficiente de la plataforma Office 365.

Además, se inauguró en el Centro Universitario Sur de la UAT, el segundo Círculo de Desarrollo Infantil, el cual ha permitido que los estudiantes universitarios que son padres o madres de familia, puedan continuar con sus estudios profesionales. A la fecha la Universidad ha difundido que más de doscientos estudiantes son atendidos dentro de las estancias infantiles.

Muchas obras de mejoramiento a la infraestructura se llevaron a cabo en este periodo rectoral, entre las que destacan: el nuevo acceso al Centro Universitario Sur, la remodelación del Aula Magna y la Sala de Operaciones de la Facultad de Medicina de Tampico; las instalaciones del Centro de Investigaciones Sociales en Matamoros; los nuevos Laboratorios en Reynosa; el Hospital Veterinario para Pequeñas Especies y el edificio de la Preparatoria 3 en Ciudad Victoria.

Pero mención especial merece reconocer los logros en materia de Investigación, así como las Certificaciones Académicas, sin duda, el principal orgullo de todos los universitarios.

Tan sólo en esta administración rectoral del Contador Etienne, 146 profesores de la UAT lograron formar parte del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), es decir, 72 más que cuando empezó la actual administración, y 14 más han sido dictaminados este semestre, lo que permitirá a nuestra universidad iniciar 2018, con 161 miembros universitarios SIN. Este importante logro representa un incremento del 116 por ciento de investigadores durante la administración del rector Etienne.

Mientras que en materia de certificaciones internacionales de los programas académicos, la UAT ha mantenido su liderazgo, y una muestra de ello, es que hoy en día nuestra universidad cuenta con 14 programas de Licenciatura reconocidos por la Red Internacional de Evaluadores (RIEV). Lo que permitió a la UAT posicionarse como la Universidad Pública Mexicana con el mayor número de acreditaciones otorgadas por esta red.

En tanto, ha opinión expresa de quienes más años suman dentro de las labores universitarias, aplauden el orden que logró meter el contador Etienne, al manejo de los recursos financieros en la UAT.

Sin duda, el nuevo periodo rectoral a cargo del ingeniero Suárez, impondrá nuevos retos para los universitarios, retos que sin duda fortalecerán la vocación de la comunidad universitaria para que se formen estudiantes creativos, emprendedores y competitivos.

Los cambios que habrán de registrarse en nuestra Universidad, como ya ocurre y seguirá ocurriendo el próximo año en muchas otras, ya sea por el inicio de un nuevo periodo rectoral, o por las posibles afectaciones al gasto público a nivel federal y que tiene repercusión en las Universidades públicas, están como bien sabe, impulsados por las expectativas sociales de educación superior, el interés de los gobiernos por su destacado papel en el crecimiento económico y el desarrollo social, por las fuerzas del mercado y por la creación de un nuevo contexto para la educación superior en el país, y en sí, en el mundo.

Resulta importantísimo y prioritario para nuestra Universidad instaurar otras formas de evaluación y que se consideren más criterios de vinculación del trabajo académico con el entorno social.

Pero además, para que haya cambios y continuidad, la gestión rectoral tiene que enfilarse a lograr la cohesión, conforme a principios, de todos los grupos que forman parte de la comunidad universitaria. Tener capacidad de establecer acuerdos sobre la dirección de los cambios y sobre la adecuación institucional a las demandas del entorno social.

Por lo pronto, todos los estudiantes, maestros y funcionarios de la UAT le han dado un cálido recibimiento al próximo nuevo periodo rectoral, especialmente para quien pronto se convertirá en el nuevo líder universitario, al gozar del respeto, de la simpatía y de la empatía de quienes día con día dan su mejor esfuerzo al interior de la universidad. Enhorabuena.

Su opinión, denuncias y comentarios a [email protected] y en twitter: @cendyrobles.

Comentarios