Afectaron heladas a 70 mil hectáreas

0
257
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.- El sector agrícola y ganadero de la zona centro de Tamaulipas vive una tragedia que afecta a cerca de cinco mil productores, luego de que las heladas ocurridas la semana pasada arrasaron con prácticamente la totalidad de las 70 mil hectáreas de sorgo sembradas, con una cifra incalculable de superficie habilitada con maíz, y con miles de hectáreas citrícolas y de pastizales.

Ángel Lara Martínez, ex dirigente del Comité Municipal Campesino de la Confederación Nacional Campesina (CNC), dijo que no hay antecedentes de un fenómeno similar en los últimos 20 años.

“Es una tragedia para el sector agropecuario por los daños que ocasionaron las heladas, sobre todo la del sábado, cuando llegamos a estar a menos tres grados centígrados. Es algo que no ocurría desde 1997”, indicó.

Dijo que aunque no existe oficialmente una evaluación de los daños ocasionados por las bajas temperaturas, porque la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, (Sagarpa) carece de infraestructura y personal para tener un balance con rapidez, el panorama en los municipios de la zona centro es desolador.

Lara Martínez señaló que, a reserva de la evaluación que hagan las autoridades, el cruce de información entre los productores de Victoria, Güémez, Villa de Casas, Llera, San Carlos, Jiménez, Padilla, Hidalgo, Villagrán y otros, es que se perdieron prácticamente la totalidad de las siembras del ciclo primavera-verano 2017.

“El reporte que tenemos es que se perdieron las casi 70 mil hectáreas de sorgo sembradas. Si tomamos en cuenta de que el rendimiento promedio que esperábamos era de 2.5 a tres toneladas por hectárea, se dejarán de producir al menos 200 mil toneladas de sorgo”, detalló.

De esas 70 mil hectáreas, cinco mil pertenecen al municipio de Victoria, afectando a alrededor de 258 productores.

Y añadió: “En el caso del maíz no tenemos cifras precisas, pero todo lo que había sembrado en Abasolo, que se destaca por ese cultivo, se siniestró”.

En la citricultura se helaron miles de hectáreas que habían sido sembradas recientemente.

“Sé de un productor que había sembrado dos mil hectáreas de limón italiano, en el municipio de Victoria, y todo se perdió”, indicó.

Para la ganadería el impacto también fue terrible, porque los pastizales se quemaron.

Ante la situación que vive el campo, el dirigente campesino expuso la urgencia de que las autoridades municipales, estatales y federales activen un programa de emergencia para apoyar a las cerca de cinco mil familias afectadas.

El seguro catastrófico no es una alternativa de solución, porque no se dan las hipótesis que exige para que el productor pueda tener acceso al beneficio.

“El sorgo estaba a punto de florear. El ciclo venía muy bien. Había compañeros que le apostaron todo a la agricultura y evidentemente esto que sucedió es una catástrofe”, insistió.