Niña nace de embrión congelado por 24 años

0
1538
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Una niña nacida el pasado mes de noviembre es el resultado del embrión humano que ha permanecido congelado durante más tiempo: 24 años.

De hecho, el embrión que dio origen a Emma Wren Gibson fue congelado el 14 de octubre de 1992. Esto quiere decir que de haber nacido en ese momento, Emma habría tenido sólo un año menos que la mujer en cuyo vientre se implantó, Tina Gibson.

El Dr. Jeffrey Keenan, director médico del Centro Nacional de Donación de Embriones, estuvo a cargo del parto que convirtió en felices padres a Tina y Benjamin Gibson, de Tennessee.

Carol Sommerfelt, directora del laboratorio de embriología del Centro, comentó a la cadena CNN que el nacimiento es «bastante emocionante considerando cuánto tiempo estuvieron congelados los embriones». Anteriormente, el embrión congelado conocido más antiguo que llegó a un nacimiento exitoso tenía 20 años.

El parto no tuvo complicaciones y duró unas 20 horas. Emma, una niña sana, pesó 6 libras y 8 onzas y midió 20 pulgadas.

«Estamos tan agradecidos y bendecidos. Ella es un precioso regalo de Navidad del Señor», dijo Tina a CNN.

La pareja no podía concebir naturalmente debido a que Benjamin tiene fibrosis quística. Adoptaron varios niños con el programa de crianza temporal (foster children).

Pero cuando el padre de Tina les contó de la existencia del Centro Nacional de Embriones, y la posibilidad de adoptar un embrión, la pareja comenzó a considerarlo.

Presentaron la solicitud de adopción en marzo, y en diciembre de 2016 Tina comenzó a recibir medicamentos para preparar su útero para el embarazo.

La pareja tuvo que escoger entre 300 perfiles de los padres donantes de embriones, e inicialmente buscaron a quienes tuvieran una estatura y peso semejante a ellos, además de revisar el historial médico. La primera opción no fue viable, lo que los condujo al embrión que luego resultó en Enma.

Sólo entonces supieron la edad del embrión.

Sommerfelt dijo que había descongelado a tres embriones, todos adoptados del mismo donante anónimo. Sorprendentemente, los tres sobrevivieron. Normalmente, hay una tasa de supervivencia del 75% en el proceso de descongelamiento.

Solo se implantó uno en Tina. Esto es normal, ya que la tasa de implantación exitosa «normalmente oscila entre el 25% y el 30%», dijo.

La transferencia «salió perfecta», dijo Tina. «Es un milagro. Primera vez».

La pareja todavía no ha decidido qué hacer con los otros dos embriones adoptados, hermanos de Enma.

El Centro Nacional de Donación de Embriones fue creado en 2003 con embriones donados por parejas que los concibieron artificialmente -por fertilización in vitro- pero ya no los necesitan tras haber creado sus propias familias. El Centro transporta

los embriones de manera gratuita desde las clínicas de fertilización donde se decidan a donarlos.

El costo del embarazo con embriones congelados es de alrededor de 12 mil dólares.

 

Con información de: www.telemundo.com