Revisa seguridad al otro lado del mundo

0
286
Tiempo aproximado de lectura: 6 minutos

Shalma Castillo.-

Con deseos de crecer personal y profesionalmente, tocando una y otra puerta… logra llegar al país de las oportunidades para los hispanos, en la otra parte del mundo.

Rafael Pulido Lara, originario de Ciudad Victoria, sin querer ni planearlo lleva ya diez años viviendo y trabajando en Madrid, España.

Egresado de la primaria Club de Leones, Secundaria Técnica Uno, Preparatoria José de Escandón La Salle en Victoria y en la Universidad en Tampico.

El ingeniero industrial ha logrado destacar internacionalmente representando a México en otros países.

Comparte que en el 2007 se va a España a estudiar una maestría en Sistemas de Gestión de Calidad en la Universidad Carlos III de Madrid.

Al hacer sus prácticas profesionales en diversas empresas de ese país, finalmente lo contratan en la compañía Altran, donde hasta la fecha trabaja como ingeniero de seguridad para proyectos ferroviarios de alta velocidad tanto en España, Turquía y otras partes de Europa.

Su trabajo consiste en revisar las condiciones para que la línea de alta velocidad a nivel de señalización y equipos embarcados de los trenes cuente con un nivel de seguridad apropiado para su servicio.

“Yo, como ingeniero de seguridad, tengo que revisar desde la definición de requisitos, diseños de los equipos de señalización y los equipos embarcados que llevan los trenes, hacer una verificación y validación, al final de todo eso me toca hacer un informe en el que se dice que las líneas de alta seguridad están listas para su puesto de servicio y los riesgos que llegaran a existir se mitigan mediante diversas medidas”.

En el 2009 lo nombran el mejor consultor dentro de esta empresa a nivel España.

Posteriormente, en el 2012 hace una maestría en Consultoría y Gestión de Empresa en la Universidad Politécnica de Madrid.

Además, Rafael desde el 2016 es el presidente de la Red Global de Mexicanos Altamente Calificados en España, “es un programa de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que busca agrupar a todos los mexicanos altamente calificados que estamos en el extranjero, y hay en todos los países”.

Platica que desde el 2004 este programa surge como una inquietud del Gobierno de México para que tener contacto de alguna manera con todo este grupo de mexicanos calificados en otros países.

“Lo que se quiere es llamar la fuga de cerebros a la circularidad de conocimiento, es decir que aunque muchos mexicanos no regresaremos a México o porque nuestra actividad profesional está en el extranjero, el Gobierno busca seguir manteniendo ese contacto para la creación de proyectos de desarrollo en nuestro país”.

Desde España lo que ha hecho es mantener vinculación con distintos estados de México como con el Gobierno del Estado de Hidalgo y en Tamaulipas crearon lo que es el Nodo Jóvenes Tamaulipas, de la mano del Instituto de la Juventud.

A nivel de proyectos están trabajando con el de “Adopta Una Prepa”, que consiste en dar tutela a diversas escuelas de nivel media superior, por ejemplo en Oaxaca, San Luis Potosí y Baja California, a través de la experiencia que pueden compartir los distintos miembros que están dentro del capítulo en España.

“Tenemos gente que está en el área de investigación, industrias creativas, cultura, es grande la diversidad de perfiles y de alguna manera esas experiencias profesionales al momento que son compartidas con estudiantes despierta la motivación para que ellos continúen sus estudios”.

 

MÉXICO DESDE EL EXTERIOR

Aunque lo que más extraña de México es a su familia y la comida, Rafael ha aprendido a ver con otros ojos a su país, pero siempre para poder aportar.

“Lo que te permite estar fuera es ver la perspectiva de lo que se hace en tu país, hay muchas cosas que a veces viviendo en México consideras que son correctas, porque no has visto otra forma de hacerlas, cuando sales al extranjero ves otros métodos de hacer las cosas y piensas qué otra alternativa puede ayudar más a tu país”.

En España ha aprendido sobre la forma en que los españoles ven la vida, los europeos en general tienen una visión en el sentido que la vida no solamente es el trabajo, también hay espacio para la familia, disfrutar y viajar.

El viajar es una forma interesante de ver la vida y platica que otra de las cosas es la franqueza con la que se manejan los españoles y saber decir que no a muchas de las cuestiones que no les parecen y en México eso cuesta trabajo.

En su estancia en el continente europeo, ha aprovechado para viajar a diez países; Turquía, Portugal, Francia, Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, República Checa y conocer más ciudades de España.

 

EL QUE PERSEVERA, ALCANZA

“Para poder estar en España no fue fácil, me rechazaron muchas becas, abordé a mucha gente y al final con ahorros y apoyo de la familia lo pude lograr”.

Y pese a que solamente iba por un máster, los planes de Dios son inesperados.

“Se supone que yo regresaba a México al concluir la maestría, y al final llevo diez años, una cosa te lleva a la otra”.

La familia ha sido el apoyo incondicional, recuerda que cuando estaba por regresar a México, porque en las prácticas algo no estaba saliendo bien, un amigo español le comentó que si quería entrar a la empresa donde él laboraba, sin esperarlo, Rafael decide hacer la entrevista y se interesan en él.

Posteriormente le generan la visa de trabajo y dada la crisis en la que estaba toma el trabajo y la familia le brinda el apoyo.

 

CUPIDO EN EL MUNDO

Algo que no olvida, es haber hecho el trabajo de cupido.

“Recuerdo cuando la hice de cupido con un amigo del máster que es colombiano y una amiga de Victoria, ambos ya viven en Toulouse, los presenté, se flecharon y ya están por tener una niña”.

En el 2013 cuando las cosas no se estaban dando bien en unos de los clientes y estaba muy cansado, Rafael presenta su carta de renuncia, no se la aceptan y al contrario, le ofrecen un proyecto en México, en Veracruz.

“En ese tiempo mis papás me vinieron a visitar y mando de regreso muchas cosas a México, porque según yo me regresaba”.

En ese entonces, un amigo de él, que también estuvo en España, le dice que cuando regrese a Victoria le presentaría a una amiga… así es como conoce a Alejandra, su esposa.

“Platicamos un tiempo por redes sociales, nos conocimos y pues se supone que yo regresaba, pero no, y en diciembre de ese año regreso de vacaciones a Victoria, la conozco y después ella va a España y tomamos la decisión de en lugar de estar separados, estar juntos, nos casamos y actualmente vive conmigo en Madrid”.

 

SIGUIENDO LOS SUEÑOS

“Yo lo que siempre le comento a los jóvenes ya que tengo la oportunidad con este programa, les digo es que se atrevan a cumplir sus sueños”.

Dice que la universidad donde él termina su carrera es pública, y que no requieren de estar en escuela privada para destacar internacionalmente.

“Les digo que eso no los debe limitar para irse al extranjero a estudiar, son más las ganas y perseverancia por hacer las cosas, estando en el extranjero te das cuenta que tu pasaporte no es si soy del Tec, del Itam, sino que eres mexicano y la forma en que trabajas es tu carta de recomendación”.

Rafael nunca pierde la esperanza de regresar a México, pero ahora con este tema de red de talentos mexicanos están buscando que pueda incidir la vida productiva y desarrollo del país, que exista una reinserción de tipo laboral, académico y negocios.

Se habla que al día de hoy existe un millón de mexicanos altamente calificados radicados en el extranjero.

“Uno siempre extraña, y se siente orgulloso de ser mexicano y tamaulipeco con todo y las situaciones que pasan, eres embajador y hablas bien de tus lugares nativos”.

Actualmente se encuentra de vacaciones en Victoria y disfrutando a su familia, y la próxima semana regresa a Madrid.

No sin antes asistir a una reunión en la Ciudad de México en la SEP, donde además estará en la Subsecretaría de Educación Superior para este proyecto de Adopta una Prepa extenderlo a Adopta Una Universidad.