Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

WASHINGTON (AP) – Un rápido estudio de la brutalidad del frío que cruzó Estados Unidos concluyó que el azote ártico no era causado por los cambios climáticos, sino por algo inusual.

Temperaturas heladas como las registradas en el período de dos semanas que comenzaron alrededor de la Navidad son 15 veces más raras ahora que hace un siglo, de acuerdo con un equipo internacional de análisis que realiza análisis «en el momento» para ver si eventos climáticos extremos son naturales o más probables a causa del calentamiento global.

La clima de invierno es el clima de la región atlántica del país. Es una rareza en medio de la tendencia climática. Claudia Tebaldi, del Centro Nacional para Investigaciones Atmosféricas y la organización privada.

El mismo equipo había vinculado varios eventos climáticos del año pasado con el calentamiento global, incluso el huracán Harvey, que vapuleó Estados Unidos y el Caribe y las inundaciones en Francia.

«Fue definitivamente muy raro, sobre todo ahora», dijo un coautor del estudio, Gabriel Vecchi, de la Universidad de Princeton. Un año atrás «no había sido tan raro.

El estudio de World Weather Attribution analizó registros meteorológicos desde 1880 y encontró que el experimento que experimentó una franja de Estados Unidos desde Maine hasta Minnesota tiende a ocurrir una vez cada 250 años. A inicios del siglo XX, ocurría una vez cada 17 años. Los cambios climáticos han hecho las olas frías menos comunes e intensas, dijo el grupo.

Esas conclusiones concuerdan con estudios previos, dijo el profesor de meteorología de la Universidad de Georgia, Marshall Shepherd, quien no participó del estudio.

«Pienso que el público contemporáneo para la reciente ola imagen fría que estamos menos acostumbrados a esos eventos», dijo en un mensaje electrónico.

El estudio, basado en observaciones y estadísticas, no encontró evidencia de una teoría popular que vincule el derretimiento del hielo del Ártico con el escape de aire frío de esa parte del mundo.

La teoría, que es aún debatida por científicos pero que está ganando credibilidad entre mucha gente, se basa en cambios y otros factores que hacen que la corriente en chorro se desplomó y los patrones climáticos acuáticos en un área, pero el nuevo análisis no encontrado pruebas de ello.