Jornada violenta deja tres muertos

0
44

CARACAS, Venezuela, enero 12 (AP)

Decenas de militares y policías de Venezuela tomaron este viernes algunos poblados y vías del estado occidental de Mérida tras los violentos incidentes que se han registrado en las últimas 48 horas en esas localidades y han dejado al menos tres muertos, 12 heridos y varios comercios y haciendas saqueadas,  anunciaron autoridades de esa región.

Las poblaciones de Arapuey, Nueva Bolivia y Caja Seca y algunas vías y puentes aledaños fueron tomadas por las autoridades para garantizar el orden y evitar nuevos saqueos a comercios, indicó a The Associated Press la diputada opositora de Mérida, Addy Valero.

Cuatro grandes comercios fueron saqueados la víspera en la localidad agropecuaria de Arapuey, mientras que en la población de Nueva Bolivia fueron atacados durante la madrugada del viernes cinco comercios, precisó Valero.

En los incidentes de Arapuey fallecieron tres personas a consecuencia de disparos de arma de fuego, confirmó a la AP Orlando Rivero, prefecto del municipio Julio César Salas.

Rivero indicó que entre los muertos está un joven de 17 años que falleció la noche del miércoles tras recibir un disparo de arma de fuego en medio de una manifestación callejera.

Un anciano y una joven perecieron el jueves tras resultar heridos por armas de fuego frente a un local comercial de Arapuey donde presuntamente unas personas dispararon desde unos vehículos contra un grupo de compradores que hacían una fila para adquirir alimentos.

Durante los incidentes violentos en Arapuey al menos 12 personas resultaron heridas por disparos de arma de fuego, señaló Rivero.

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Carlos Albornoz, dijo que al menos dos haciendas de Mérida fueron atacadas por hordas que robaron algunas vacas y las descuartizaron en medio de la vía.

El diputado opositor Carlos Paparoni difundió en su cuenta de Twitter un video en el que se observa a una decena de hombres que ingresan a un terreno en Mérida y atacan con piedras y machetes a una vaca para matarla, y se escucha al fondo a un hombre que dice “tenemos hambre, no j… aquí está la gente sufriendo”.

En las últimas tres semanas se han reportado en Caracas y otras ciudades del interior protestas casi diarias por la escasez de alimentos, gas y gasolina. Un joven embarazada murió a finales de diciembre al resultar herida por un disparo de arma de fuego en medio de un tumulto que se registró en una barriada pobre del oeste de la capital donde se esperaba la repartición de perniles prometida por el gobierno del presidente Nicolás Maduro para Navidad y Fin de Año.

Venezuela está sumida con una profunda crisis económica con una desbordada inflación que cerró el año pasado en 2.616 por ciento, según cifras de legisladores opositores, una severa escasez de alimentos y medicinas, y una recesión económica. La crisis desató violentas protestas antigubernamentales entre abril y julio pasado en varias ciudades del país que dejaron al menos 120 fallecidos y varios centenares de heridos y detenidos.

Comentarios