Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Redacción El Diario

Pyeongchang, Corea del Sur. – La activista Ashley Fruno protestó semidesnuda, con la finalidad de demostrar que el pelaje de conejo y otros animales, pertenecen a sus dueños originales, junto a los aros de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Fruno es activista de las Personas por el Trato ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés), y realizó la protesta a una temperatura de -16° C, luciendo un cartel con el mensaje: “Los campeones no usan pieles”.

Este viernes se inaugurarán los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018, en Corea del Sur.