A mi gusto

0
169
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Periodo de reflexión política

 

Por: Cendy Robles

 

Miércoles 14 de febrero de 2018.

 

Luego de terminar las precampañas el pasado fin de semana, esta semana inició el periodo de las intercampañas y del once al 29 de marzo es el periodo para la recepción de candidaturas de los ganadores de las precampañas y además, se analiza para que dichas campañas cumplan con los requisitos legales, para que el 30 de marzo inicien formalmente las campañas que terminaran el 27 de junio.

Dicho lo anterior, este periodo que inician las diferentes fuerzas políticas, será un periodo para afilar colmillos, y preparar las nuevas estrategias para poner en marcha en una competencia que como hemos dicho en otras colaboraciones, se ve difícil, incierta y nada segura para ninguno, porque como la historia reciente nos ha enseñado, las encuestas no aseguran el triunfo.

Este periodo de “receso” es bueno para el ciudadano ante el bombardeo de propaganda electoral, pero malo para los partidos porque se enfrían.

Se supone que de acuerdo a Ley Electoral, este periodo de intercampañas surgió con la idea de supuestamente estimular la democracia interna de los partidos, que presuntamente los partidos iban a ser primarias y para que los partidos eligieran a sus candidatos, para que posteriormente se registraran e iniciaran la competencia el 30 de marzo. Sin embargo, nada de esto ha ocurrido, lo vemos en el PAN, lo vemos en el PRI, en Morena, solo hay un precandidato y es por dedazo o por autoproclamación (como guste llamarle), todo lo que parece elección interna es mero protocolo. Vamos, para acabar pronto, la ley va por un rumbo, pero la realidad dicta de ser muy distinta.

Por el momento, la autoridad electoral no está haciendo mucho, solo les ha dado a los partidos luz verde para seguir con sus campañas pero sin llamar al voto, seguir con tu campaña pero sin hacer reflexiones de tu propuesta de gobierno, inclusive pueden acudir a entrevistas en los medios de comunicación y abordar en lo abstracto todos los temas sin mencionar qué es lo que harán en esa materia para solucionar el problema. En sí, pues es una pérdida de tiempo puesto que lo que los ciudadanos queremos escuchar desde ya de nuestros candidatos, son propuestas para solucionar los problemas que nos atañen, y no solo palabrería.

Durante este periodo sigue habiendo presencia de spots de partidos pero con los famosos llamados genéricos, es decir, que inviten a la reflexión de los valores e identidad del partido, sin la presencia del candidato… aunque en redes ya sabe que no está todo regulado, y en redes es muy probable que sí sigamos viendo publicitados a los propios candidatos.

Ahora bien, también sería bueno mencionar que aunque todo el señalamiento le va recaer al INE y al Tribunal Electoral, cierto es que ellos no fueron los creadores de estas reglas, sino que fueron los propios partidos, a través de sus legisladores en el Congreso los que en su momento las crearon, los mismos que ahora no las hacen valer.

En tanto, este periodo es bueno para la reflexión al interior de los partidos. Es necesario escuchen a la ciudadanía y sean empáticos, sin caer en el dramatismo, se trata de ser realistas y entender las preocupaciones que aquejan a la ciudadanía.

También este periodo es fundamental para ser aprovechado para acudir y aceptar entrevista con todos los medios de comunicación que les ofrezcan el espacio, la ciudadanía necesita escuchar a sus candidatos, saber que piensan, analizar como se desenvuelven a la hora de debatir temas de actualidad, aun y cuando no puedan prometer todavía nada.

Las redes sociales siguen siendo una excelente plataforma para ser aprovechada durante este tiempo que acaba de iniciar por los partidos, ojalá sean lo suficientemente creativos y logren atraer a una ciudadanía que se muestra con un serio hartazgo político.

Los principales atributos que debe de proyectar el aspirante a un puesto político en estos momentos son: simpatía, facilidad de palabra, inteligencia, honestidad, valentía, confianza, cercanía y bondad. Añadiendo a lo anterior elementos referentes a la capacidad política que la ciudadanía desea que su candidato posea como cumplidor de promesas, experiencia política, claridad en sus propuestas, capacidad para gobernar e innovador.

Por lo pronto, como ciudadanos nos resta seguir de cerca de todos los candidatos, escucharlos y reflexionar respecto a las opiniones que expresen de las problemáticas que nos aquejan, para poder tomar una decisión acertada, y no una decisión por impulso, costumbre o por fastidio. Para la reflexión.

Su opinión, denuncias y comentarios a [email protected] y en twitter: @cendyrobles.

Comentarios