Contrabando de autos se dispara

0
135
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.- Detener el ingreso desmedido de autos americanos, así como investigar a las organizaciones que falsamente promueven una eventual legalización de esas unidades, demandó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

La sola intención de levantar un padrón de ese tipo de autos y camionetas de procedencia norteamericana ha dado origen a un incremento en el ingreso de “chocolates”, aseguró el presidente de esta organización en la entidad, Mario Guerra González.

Lo más lamentable es que en el desmedido ingreso se está “arrastrando” a unidades americanas de modelo reciente, que se están ofreciendo a la venta en cantidades por debajo del valor real en el mercado americano, dando origen a especulaciones.

Aunque no ventiló en qué porcentaje, aseguró que en los últimos meses se ha notado un incremento en la circulación de esas unidades que portan placas de plástico o de cartón de organizaciones que solo están haciendo su negocio y que se desconoce si pagan sus impuestos al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

“No lo sabemos, pero si están cobrando más de mil pesos por el engomado, el enlistado y la entrega de engomado, las organizaciones están obligadas a facturar a la persona que es propietaria de la unidad por esa cantidad, de no ser así, están evadiendo el fisco”, sostuvo.

Guerra González adujo que hay unidades que están siendo traídas de alguna parte de Estados Unidos, de marcas que apenas están llegando al mercado en Tamaulipas, “y ya andan circulando con placas de esas organizaciones”, indicó.

Lamentó que el solo hecho de que se iban a enlistar en un padrón, por el que se cobraría un costo de mil cien pesos, ocasionó un ingreso desmedido de unidades de procedencia norteamericana, sobre todo al centro del estado.

Por ello y antes de que nuevamente se “inunden” las principales ciudades de la entidad de ese tipo de unidades, la AMDA solicitó que se frene el ingreso de autos y camionetas “chocolates”, antes de que se siga afectando a la industria automotriz nacional.