‘Víctima se ha empoderado’

0
117
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Vcitoria, Tam.- El Sistema de Justicia Penal no es la panacea para resolver los problemas de criminalidad que padece gran parte del país, advirtió el Juez de Distrito del Poder Judicial Federal, Raymundo Serrano Nolasco.

“Se ha estado hablando mucho del Nuevo Sistema de Justicia, pero no es la panacea para los problemas que está enfrentando nuestra región. No es la panacea, señores. Incluso les afirmo que ningún sistema de justicia, en ninguna parte del mundo, va a detener la criminalidad. Esa es una verdad de Perogrullo”, señaló.

Al participar en un panel con el nombre, “Igualdad de armas de las víctimas ante las demás partes en el proceso penal”, organizado por la Casa de la Cultura Jurídica, “Ministro Fernando de la Fuente Sanders”, explicó que, sin embargo, el Sistema de Justicia Penal Acusatorio posee mecanismos y protocolos que no solo están interesados en perseguir y condenar a los delincuentes.

“Es un sistema que también implica escudriñar el lado emocional de los involucrados en un hecho delictivo, entre ellos las víctimas. Busca saber qué tanto daño sufrió y cómo hacerle para sanar el odio y el rencor”, indicó.

Consideró que afortunadamente, con el sistema acusatorio, la víctima del delito se ha empoderado, entronizado, con las reformas constitucionales, con los Tratados Internacionales, con la codificación del proceso y con la Ley General de Víctimas.

Esto es importante, detalló, porque históricamente la víctima había sido totalmente olvidada en el proceso penal.

“En ocasiones era totalmente inexistente debido al excesivo enfoque de la autoridad de querer encontrar en el delincuente todas las respuestas del delito”, mencionó.

En cambio, ahora, señaló, el Sistema de Justicia Penal exige la participación activa de todas las partes, e incluso de la sociedad misma.

Las expresiones del Juez federal llegan en momentos en que cada vez se agudizan más las críticas de diferentes sectores de la sociedad, por la presunta impunidad que está generando el Sistema de Justicia Penal Acusatorio debido a que la mayor parte de los imputados son liberados para enfrentar el proceso en libertad.