Educación 4G

0
736
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Ya sabes quién y el Modelo Educativo Federal

Julio Herminio Pimienta Prieto

 

 

Hace unos días estando en la mixteca oaxaqueña reflexioné acerca del Modelo para la Educación Obligatoria, como “forma en que se articulan los componentes del sistema”, y que considera cinco ejes: Planteamiento curricular, Escuela al Centro del Sistema Educativo, Formación y Desarrollo Profesional Docente, Inclusión y Equidad, y la Gobernanza.

Si llegara a la Presidencia Ya sabes quién, como se ha expresado en el Acuerdo para la Transformación de la Educación en México y la Defensa de los Derechos Plenos de los Maestros, se revertirá la Reforma Educativa. ¿Qué pasará con el modelo?, fue uno de los cuestionamientos que me hicieron los docentes en ese evento.

El modelo como expresión tangible de la reforma tendrá modificaciones sustanciales ya anunciadas en este Acuerdo:

* Marcha atrás a la Reforma Educativa.

* Interlocución con un sindicato progresista y diverso, democrático y abierto.

* Eliminar la evaluación punitiva.

* Negociación laboral y salarial basada en el respeto.

* Recontratación inmediata de los maestros y maestras cesados por no aceptar la evaluación.

* Participación de los maestros en un proceso de mejora profundo y permanente del sistema.

* Utilizar los programas de fines del siglo XX y los de inglés de 2010.

* Revivir el federalismo.

* Recuperar la confianza de los maestros jubilados.

* Presupuesto creciente para educación y ejercido honestamente.

Lo anterior, asumiendo un rol de vidente, nos da la idea de que serán afectados los cinco ejes propuestos en el Modelo Federal actual; aunque como es lógico en diferente intensidad, porque con seguridad no creo que surja la presentación de otra “Nueva Pedagogía” como se chutó la actual gestión.

Es sabido que los sistemas educativos que han mejorado tienen un sustento de justicia social permanente que los ampara. De lo contrario, las mejoras, que son siempre cosméticas, sufren la normal regresión al pasado. La Historia de la Educación lo ha demostrado. Ningún sistema educativo ha mejorado durante un largo tiempo sin cambiar las condiciones de pobreza y pobreza extrema de la población. La variable socioeconómica, que en los sesentas fue tan cuestionada, sigue teniendo un valor decisivo. Claro, los estudios actuales demuestran que hay muchos factores asociados, eso es real; pero, un ambiente empobrecido nunca tendrá como prioridad a la educación.

Conversando con una familia en la graduación de secundaria de uno de sus hijos, le pregunté al graduado: ¿qué harás el próximo ciclo escolar? Con toda seguridad pensaba que seguiría estudiando, no contaba con la limitación económica evidente en esta familia. Inmediatamente me dijo Pedrito muy contento: ¡Ya voy a comenzar a chambear para ayudar a mi mamá!

Se requiere un esfuerzo descomunal consistente en el tiempo, es decir a largo plazo. Los avatares a los que está sometido México cada seis años y a veces dentro de ese mismo tiempo, donde todo o casi todo desaparece por las voluntades decisoras del momento, impiden e impedirán un progreso real de la educación, si no hay un movimiento del estado actual de las cosas.

La “gran innovación” de estos tiempos, ha sido la consideración de la autonomía de gestión y como consecuencia curricular de la escuela. Poner en tela de juicio la necesidad de cambiar la forma en la que se ha venido gestionando la escuela, considero que ha sido un acierto. Sin embargo, me pregunto: ¿cómo lograr autonomía en un sistema absolutamente centralizado y donde los estados son simples ejecutores de la política educativa? Solo saltándose las trancas, es decir, llegando a la escuela sin considerar a la Autoridad Educativa Local, es decir, sin federalismo; pero además, disfrazando la autonomía puesto que si yo te digo cuál es tu autonomía, dejas de tenerla, ¿no crees?

O, lo más importante, ¿qué creen ustedes?

Dr. Julio Herminio Pimienta Prieto

Consultor, Docente e Investigador Nacional (SNI, Nivel I)

Comentarios