Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

PARÍS (AP) – El técnico de París Saint-Germain desmintió los rumores de que Neymar fue operado por su lesión del pie derecho.

Unai Emery dijo el martes que el delantero brasileño necesita descanso, y afirma que existe la posibilidad de que se recupere un tiempo para jugar la próxima semana contra el Real Madrid en el partido de vuelta por los octavos de final de la Liga de Campeones.

«Neymar no fue operado, esa información es falsa», dijo el timonel.

PSG está en desventaja de 3-1 en la serie contra el Madrid, que se define el 6 de marzo en el estadio Parc des Princes de la capital francesa.

El futbolista más caro de la historia fue sacado en camilla el domingo durante el triunfo de PSG por 3-0 sobre Marsella por la liga francesa. Las pruebas cursivas que sufrieron una fractura del quinto metatarsiano del pie derecho y un esguince de tobillo. De inmediato surgieron reportes de que el brasileño decidió operarse y que estaría marginado de las canchas hasta por dos meses.

Las lesiones del metatarsiano son comunes en el fútbol y el tiempo de recuperación puede variar. Después de hablar con el médico del club, Emery dijo que Neymar tiene «una pequeña fisura en el quinto metatarsiano».

«Ya veremos cómo evolucionar en los próximos tiempos antes de tomar una decisión», indicó.

Emery no dijo cuánto tiempo tendría que jugar su estrella, pero insistió en que «existe una pequeña posibilidad de que pueda estar listo para el partido» contra el Madrid.

El entrenador agregó que no creía que se pudiera equivocar al alinear a Neymar contra el Marsella, tomando en cuenta el partido crucial contra el Madrid.

«Usualmente tratamos de protegerlo planificando su carga con él, pero es normal que haya jugado contra el Marsella, era un partido importante».

La lesión de Neymar también podría ser un dolor de cabeza para la selección de Brasil, que llega como una de las favoritas a la Copa del Mundo que comienza en menos de cuatro meses. Cuando se preguntó si PSG sentiría la presión de Brasil a la hora de atender la lesión de Neymar, el timón indicaba que su prioridad era su equipo.

«Lo más importante somos nosotros, aunque todos los jugadores les preocupa el mundo», dijo. «Neymar quiere jugar contra el Real Madrid, y estamos enfocados en eso».

Los dueños cataríes de PSG pagaron al Barcelona 222 millones de dólares para fichar a Neymar el verano pasado, con la meta de conquistar la elusiva Liga de Campeones.