Tiene Iordi una vida de… ‘pata de perro’

0
195
Tiempo aproximado de lectura: 7 minutos

Shalma Castillo.-

Cd. Victoria, Tam.- Su mayor sueño es expandir su trabajo y conocimiento internacionalmente; después de haber recorrido 25 países desde su infancia, Iordi Alexander Requena Lara ha dejado puertas abiertas por el mundo.

Arquitecto de 25 años y próximamente máster en Dirección y Gestión de Proyectos de la Construcción, ha viajado por varios continentes, pues sus padres le heredaron a él y a sus hermanos esta pasión.

“He viajado prácticamente toda mi vida, tuve la suerte que a mis papás les gusta mucho viajar, en lugar de gastar dinero en otras cosas ellos han preferido viajar y llevarnos a mí y a mis hermanos, el problema es que nos pegaron el virus y mis hermanos y yo somos unos pata de perro de lo peor”, enfatiza entre risas.

Recuerda que su primer viaje largo y fuera del país es en 1997, a Brasil, a un evento con sus papás, y en el 2005 es la primera vez que viaja a Europa. Pero para ello esta familia ya se ha dado el lujo de conocer todo México.

En el 2013, cursando el nivel superior se va de intercambio a Brasil a la Universidad Católica de Brasilia, en donde comparte que se le presenta la oportunidad de conocer a personas espectaculares y además logra aprender mucho.

Siendo que su único plan es el intercambio escolar, estando allá se da la casualidad que conoce a la embajadora de ese tiempo, Beatriz Paredes, y le dice que necesita a alguien que cubriera una plaza en la Embajada.

Para ello, Iordi entra a trabajar a la Embajada de México en Brasil; “mi primer trabajo remunerado y a la paralela estudiando”.

En la Embajada le toca desarrollar su labor en la sección de Agregado Cultural, participa como encargado cuando hacen la remodelación en la biblioteca y en programas de mantenimiento; “esa embajada está proyectada por tres de los mejores arquitectos que ha habido en la historia”.

 

VIAJAR, ES LA MEJOR INVERSIÓN

En el 2016 decide viajar por primera vez solo y con su dinero…

“Esa vez que ahorro mi sueldo entero por un año y me voy a viajar a Europa, y de paso de voluntario a la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia”.

“Me acuerdo de una anécdota que dice mi papá, el día que viajes con tu dinero, te tomes una cerveza en un país fuera, vas a ver qué rica te va a saber, a mí no me gustaba la cerveza, pero la primera vez que lo hago en Irlanda y de verdad qué bien me supo”.

El ver a tu país desde fuera es otro nivel; “la mejor inversión que puedes hacer es viajar, te abre la mente, y viajar solo te hace que te conozcas a ti mismo, que conozcas cosas que ni siquiera tú sabes que puedes hacer”.

Entre todos los países que ha conocido, sin duda, asegura que México es el país que más sentido de pertenencia genera, pues hace que lo extrañes, así estés fuera un mes o una semana.

 

TRAVESÍAS POR EL MUNDO

Iordi se considera una persona sin condición para hacer alguna actividad deportiva, pues no le gusta hacer ejercicio.

Sin embargo, viajando ni siquiera se dio cuenta de haberlo logrado.

“Una anécdota curiosa es que andaba en Londres con una amiga y no queríamos pagar taxi (son carísimos), salimos a conocer la ciudad desde la mañana y regresamos en la noche muertos”, platica.

“Al siguiente día yo volaba de regreso y después de un mes mi amiga me manda foto de la distancia que caminamos ese día, ¡29 kilómetros! (expresa sorprendido), ¡es muchísimo!, yo no tengo condición, y en mi vida había caminado tanto”.

Aunque también en su primera aventura solo por el mundo le pasa algo totalmente curioso.

“Cuando me voy a Europa en el 2016, es por mi cuenta; yo hice mi plan con mi dinero, pero da la curiosidad de que tres semanas antes me dice mi mamá: ‘Consígueme un viaje a Europa’, le dije que los vuelos están carísimos y saturados”.

“Aparte mis papás ahorran mínimo un año antes de viajar, al final conseguimos vuelos baratos y nos vamos con una semana de diferencia, pero ellos a un tour con mis sobrinos”.

“El dos de julio yo me encuentro en Polonia y mis papás en Niza y me llama mi hermana para decirme que a mi papá le había dado un infarto en Niza, ¡mis papás no saben francés! Pero gracias a todos esos viajes la cuestión logística la sacamos rápido, mi mamá ya sabe qué hacer y en ese momento logra mantener la calma e hizo lo que tenía que hacer, y prácticamente por eso está vivo mi papá”.

“Yo a las cinco de la mañana estaba comprando un vuelo para irme a las diez de la mañana a Francia, ¡fue horrible!, pero todo salió bien”,

“Así que un consejo para todos; compren un seguro médico, aunque sale caro te ahorra mucho más, mi papá es una persona que no fuma, no toma y hace ejercicio todo los días y, aparte, mi mamá lo tiene a dieta; es la persona que menos te imaginas que le pueda dar un infarto, pero nadie estamos exentos”.

Agrega que ha conocido 25 países, el que más le gusta es Escocia, pues dice que es una ciudad mediana y todo está bonito; tiene montañas espectaculares. En el país que más se ha divertido es Irlanda, el país de los jóvenes.

 

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

Algo que le gusta hacer a Iordi y que ha practicado en su vida es ayudar a las personas, pues afirma que formar parte de eventos religiosos es una de las actividades que hace con frecuencia.

La JMJ en que participa fuera de México es en Madrid, ahí le toca estar en la sección de coro y orquesta, pues le gusta mucho hacer música y trabaja en la sección de composición y orquestación para la música de la jornada, junto con un gran equipo.

Después participa en la de Río de Janeiro; “cuando armo el intercambio lo hago pensando en eso también, al concluir el intercambio me voy a la Jornada Mundial”.

Ahí ayuda en el equipo encargado de la catedral y en organizar la logística, cuando se termina el evento cuidan a niños con discapacidad y es donde se le presenta la oportunidad de conocer al Papa.

En Polonia también de desarrolla como voluntario en la Jornada Mundial de la Juventud, ahí participa en las instalaciones organizadoras del comité local, dentro de la sección de inscripciones, en la sección de acreditaciones.

De hecho, en esta jornada en Polonia por azares del destino conoce a una chava y resulta que también es de Tamaulipas, de Ciudad Victoria, y de ahí crearon una bonita amistad.

“Yo estaba platicando con unos amigos y de repente ella me pregunta que si soy de México, le dije que sí me dice: ‘Yo también; de qué parte’, le digo que El Mante, Tamaulipas, pero vivo en Victoria, y da la coincidencia que presuntamente ella también”.

 

METAS Y ASPIRACIONES

Actualmente Iordi tiene dos empresas, una es el despacho de arquitectura y otra que es de tecnología, pero esta última siempre ha pensado en que quiere hacerla crecer de manera global.

Considera que el haber viajado es una gran ventaja: “Conoces los mercados, sabes lo que le interesa a la gente de otros países, las noticias las entiendes, por ejemplo; cuando pasa lo del Brexit yo iba siguiendo la noticia porque me identifico y le entiendo”.

“Cuando viajas te interesa lo que pasa en todo el mundo y te abre puertas, sé que si crece la empresa no vamos a batallar en entrar en otros mercados”.

Y otro propósito que tiene en un futuro cercano es realizar esa maestría que siempre ha querido en Londres.

“Aún tengo ganas de irme a la maestría a Londres y voy hacer lo posible para irme, no sé cómo le voy hacer; es maestría en arquitectura y te da ventaja que si la haces en la Universidad de Londres obtienes una certificación para poder trabajar en cualquier parte del mundo, y yo me quiero expandir”.

Aunque también platica que las personas que han viajado tienen una preparación más que académica, en lo personal, y eso les provoca tener mejores intenciones para México.

“Cuando yo llego a Brasil estaba a punto de explotar una bomba política, su moneda se les devaluó mucho, siguieron una serie de pasos que no estuvo bien, me di cuenta de todo lo que hicieron mal y todo lo que se pudo mejorar, y muchos de esos pasos los hemos empezado hacer en México, eso es algo que te da ventaja de poder evitarlo y no soy yo, somos mucha gente que trabajamos fuera los que pensamos así”.

Finalmente Iordi comparte un mensaje a todas las personas que tienen sueños en su vida, que luchen y trabajen para cumplirlos.

“Pero sobre todo, no tengan miedo a viajar, no tengan miedo a irse de intercambio, no tengan miedo a hacer un voluntariado, lo más importante no es que tengan miedo a irse, ni miedo a conocer”.