Temen a la veda electoral

0
91
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Julio L. Guzmán.-

TAMPICO, Tam.- Alrededor de 120 empresas de la construcción en Tamaulipas se verán perjudicadas al momento en que se detenga la asignación de obras con motivo del proceso electoral.

Al respecto el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tamaulipas, Jesús Abud Saldívar, hizo un llamado a las autoridades y estatales para que en el 2018 no se detenga la obra pública.

Añadió que esperan que en este 2018 no sea la misma situación que se ha presentado anteriormente por ser año electoral.

Asimismo recordó que hay una ley que impide a los servidores públicos llevar a cabo la promoción de actividades, pero aclaró que no hay nada que impida que las dependencias continúen con un proceso de asignación de obra pública.

El dirigente camaral refirió que es importante que la distribución del gasto se dé de una manera más eficiente para evitar que se tengan problemas al final del año; además -afirmó- de que la distribución del gasto se haga de una mejor manera pues en octubre habrá cambio de administración.

“Este año es importante que la distribución del gasto se haga de una mejor manera tomando en cuenta que en octubre tendremos nuevas autoridades municipales”, recalcó.

Abud Saldívar indicó que muchas de las empresas adheridas a la CMIC tienen su principal negocio en la obra pública municipal y el impacto para éstas en caso de una detención en las obras es que pasarán muchos meses esperando se les asignen proyectos y hay empresas que no cuentan con la capacidad para atender varios proyectos a la vez.

Por último, sostuvo que lo ideal es que la obra se distribuya a partir de marzo, pues para ellos es lo correcto, ya que así la inversión abarcaría todo el año, de marzo a diciembre.