Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Shalma Castillo

Cd. Victoria, Tam. – Aunque en otras ciudades del país, como la Ciudad de México, la transmisión del penúltimo capítulo de Dragón Ball Super programado este 17 de marzo, ha sido suspendido por falta de permiso oficial de las empresas distribuidoras, Madero, sigue en pie.

«Hemos estado trabajando en respetar los derechos de propiedad y de autor, como gobierno municipal tenemos que privilegiar el estado de derecho que no es negociable», señaló el alcalde de Madero, Andrés Zorrilla Moreno.

Dijo que luego de que la empresa decidió emitir un comunicado denunciando que no había dado permisos de transmisión a nivel Latinoamérica, buscan la manera de poder conseguirlo.

“No sabemos si esta postura en los próximos días cambie, pero la administración municipal va a seguir gestionando en conseguir el permiso que tenemos hasta el sábado para hacerlo”, refirió.

Aunque señaló que al momento no saben el monto económico que podrían invertir en el permiso para la transmisión, estimó que en el mercado normal podría llegar desde los diez mil hasta cien mil pesos.

Aunque el costo del permiso podría variar dependiendo el fin de la transmisión.

“Nuestro evento no tiene fines de lucro, y en caso de darse el permiso vamos a pagar derecho de autor y el evento es abierto a público y espero que por eso esté compensado el costo de derecho”, refirió.

Mencionó que la publicación que emitió a través de sus redes sociales en sobre la transmisión del capítulo 130 de Dragón Ball Super en Madero, rebasó los dos millones de visitas.

“Eso indica que es importante tomar en cuenta a los jóvenes quieren participar”, expresó.

De salir beneficiados con el tema del permiso, la serie será transmitida en Plaza Gobernadores de ese municipio.

Aunque también adelantó que cuentan con un “plan B”.

“Estamos listos para un plan B y ofrecerles a los jóvenes un evento ameno con DJ y grupo musical, no vamos a inclinar ese interés, esperamos una afluencia desde cinco mil a 15 mil jóvenes”, concluyó.