Tríptico

0
67
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Colosio, Zedillo y los petroleros

José Bruno del Río Cruz.-

Otro aniversario de la muerte de ese gran y malogrado mexicano Luis Donaldo Colosio, cuyo amor por México lo noté en cada charla y conducta en la práctica diaria de la política. Con la llegada de Ernesto Zedillo empezó la desintegración de los bienes y servicios nacionales, iniciando con los ferrocarriles y no siguió Zedillo con PEMEX porque el sindicato petrolero de entonces lo impidió con energía y patriotismo.

 

UNA ENTREVISTA PELIGROSA

Antes de que se inicien formalmente, las que se prevé serán las más reñidas elecciones de los últimos tiempos en nuestro país, ya se pueden apreciar métodos y conductas muy alejadas de la equidad y de la posibilidad de que las actividades propias de un consenso cívico se conviertan en meros enfrentamientos vulgares, que en los magníficos escenarios que la ley les da a los candidatos en los medios de comunicación, como la prensa, radio y televisión, sean desaprovechados y sirvan para denostar y hasta calumniar a los oponentes.

Se ha comentado ampliamente un debate al que invitó el columnista Carlos Marín, quien tiene un programa televisivo a donde suele invitar a comediantes y artistas.

Pues resulta que el señor Marín invitó al candidato Andrés Manuel López Obrador a una entrevista a la que este aceptó para estar en una verdadera trampa, pues se enfrentó a cinco conocidos adversarios, quienes lo acribillaron a preguntas de distinta naturaleza, la economía, la inseguridad, la construcción del nuevo aeropuerto, la situación de los maestros ante la reforma educativa y varios temas más, pero claro, sin incluir el nepotismo, la corrupción e impunidad; el señor Marín, visiblemente molesto como los demás participantes, dando la impresión de un proyecto bien armado en otra parte contra el candidato que aparece en primer lugar en las encuestas.

También quizá haya usted observado, inteligente lector, cómo se multiplican las columnas en los periódicos nacionales y algunos locales que van desde la hábil y fina crítica de los errores del tabasqueño hasta la denostación vulgar y ofensiva. Estas actitudes elevan el nivel de una justa electoral ¿sirve a México esta competencia de insultos en vez de un cotejo de proyectos y programas que cada candidato ofrezca? ¿Es buena lección para los millones de jóvenes que por vez primera se acercan a las urnas? ¿No resultarán positivos para AMLO estos escenarios adversos? Por supuesto que López Obrador ha tenido declaraciones desafortunadas y propuestas muy discutibles, como el asunto del nuevo aeropuerto internacional, en que se han invertido miles de millones, cuyos contratos quiere revisar el candidato, pero unas y otras deben confrontarse en los mejores términos.

Otros acontecimientos enrarecen nuestra vida política, la eliminación de todos los independientes, menos la señora Margarita Zavala de Calderón, los múltiples cargos al candidato Ricardo Anaya, sin ninguna probanza que lo ponga a merced de la ley, la repentina presencia del ex vicepresidente norteamericano Al Gore para asistir a un Congreso de la Biodiversidad y cuidado del Medio Ambiente que se celebra en la Ciudad de México y tener “casualmente” una entrevista de pasillo con López Obrador.

En fin, esperamos que las campañas que ya se inician y sobre todo los tres debates que el INE organiza eleven el nivel de la contienda, para merecer el respeto que se requiere en la difícil negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que deje al próximo presidente las herramientas para mejorar nuestra economía y cerrar la amplia brecha de la desigualdad social que crece peligrosamente.

 

¿LES IMPORTA A LAS TRANSNACIONALES EL BIENESTAR DEL PUEBLO MEXICANO?

Seguramente, estimado lector, Usted, como muchos, nos hemos percatado de la increíble diferencia en el precio del mismo medicamento, cuando pasa de patente a ser genérico por haberse vencido el plazo de vigencia que estipula la ley, por lo que tres asociaciones de medicamentos genéricos de México, Estados Unidos y Canadá pidieron a las autoridades y jefes negociadores del Tratado de Libre Comercio de América del Norte tomar en cuenta la posición de este sector en la discusión y no permitir la ampliación de patentes ni aumentar el periodo de protección de datos de los fármacos.

Rafael Maciel, presidente de la Amegi, dijo que el impacto de modificar el esquema legal en el sector farmacéutico implicaría una afectación directa para la población mexicana y sus instituciones, porque se impediría mayor acceso a medicamentos de bajo costo, mejoras en la calidad de vida y un golpe al bolsillo.

“Veo empresas multinacionales buscando proteger sus intereses, tener mayor tiempo de exclusividad; han sufrido en los últimos años pérdida de mercado, en valores y unidades, pero la multinacional ha encontrado caminos para evitar la eliminación de patentes y obstaculizarlas”.

La importancia de los productores de medicamentos genéricos en México es vital, porque representan cerca de 85% del volumen de medicinas que se venden en el mercado privado (de manera directa al consumidor) en México, pero el poder económico sigue en manos de las multinacionales, que controlan 70% del mercado privado en dinero o valores.

Esperamos que esto dé buen resultado, en beneficio de millones de personas de muy bajos recursos que no tienen la medicina social.

Comentarios