A mi gusto

0
279
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Obrador a la cabeza

Por: Cendy Robles

 

Se termina casi marzo, y con ello crece la efervescencia con motivo de los próximos comicios electorales a nivel Federal y a nivel local… pero sólo se observa un líder que avanza, o al menos parece mantenerse dentro de la tendencia, un segundo lugar muy disputado y una aspirante que parece no pinta, ni se ve vaya a pintar.

Y es que a unos días de que inicien ahora sí formalmente las campañas, muchos se preguntan: ¿cómo van los presidenciables?

Si hoy fueran las elecciones para presidente de México, y de acuerdo a un sondeo realizado por la Nación 321, el 42 por ciento asegura que votará por Andrés Manuel López Obrador, el 24 por ciento por José Antonio Meade Kuribreña, el 23 por ciento por Ricardo Anaya Cortés, y sólo el siete por ciento por Margarita Zavala.

Otro sondeo realizado por Alcaldes de México muestra las siguientes tendencias: 35 por ciento a favor de Obrador, 16 por ciento a favor de Meade, 21 por ciento a favor de Anaya y diez por ciento a favor de Margarita.

El financiero también ha realizado y anunciado su propio sondeo, el cual muestra las siguientes preferencias: 34 por ciento Obrador, 23 por ciento Anaya, 18 por ciento Meade y siete por ciento Margarita.

El Reforma publica también resultados de su último sondeo y revela lo siguiente: 32 por ciento a favor de Obrador, 16 por ciento Anaya, 16 por ciento Meade y ocho por ciento Margarita.

Por lo que de acuerdo a estos portales que le menciono, Obrador sigue arriba en las encuestas, Anaya y Meade pelean por el segundo lugar y Margarita se queda atrás. La cuestión es: ¿Seguirá siendo la misma tendencia los siguientes meses?

A las encuestas hay que tomarlas con mucha reserva, ya mucho lo hemos comentado en este espacio, la historia reciente nos ha demostrado lo manipuladas que suelen estar, sin embargo, a la hora de sondear a la gente con la que se topa uno en la calle, parece que estos portales no están muy alejados de la aparente realidad.

Es evidente que la ciudadanía esté dolida, cansada y muy decepcionada de todos los partidos políticos por igual.

Basta recordar que de 2013 a 2016, los gobiernos estatales de las nueve entidades que elegirán gobernador este año, le hicieron un daño al erario de más de 85 mil millones de pesos, de acuerdo a datos de México Analytics. Y para no variar, la mayoría de estos Estados fueron gobernados por el PRI: PRI con el 64 por ciento de este daño al erario (54 mil 570 millones de pesos), PAN con el 14 por ciento de daño al erario (once mil 550 millones de pesos ), el PRD con el 13 por ciento del daño al erario (once mil 24 millones de pesos) y el Partido Verde Ecologista de México con un diez por ciento de daño al erario público (8 mil 375 millones de pesos).

La corrupción y la impunidad siguen siendo una constante en el actual Gobierno. Un buen ejemplo de ello es la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. La Secretaría de la Defensa Nacional construyó una barda perimetral mediante un contrato que le permitió encarecer la obra 89 por ciento y aparentemente también hicieron uso de al menos dos empresas “fantasma”, de acuerdo a información revelada tras una investigación periodística por Aristegui Noticias. Y es que el proyecto tenía un costo de mil 547 millones de pesos, pero tras cuatro convenios este costo se disparó hasta llegar a los dos mil 930 millones de pesos. Hasta el momento, estas dependencias federales involucradas en el proyecto no han transparentado los contratos y las facturas.

También es bueno recordar que de 2004 a 2017, se han asegurado 6 mil millones de pesos (entre ranchos, fincas, obras de arte, autos y cuentas bancarias) a nueve ex gobernadores y sólo seis de ellos permanecen encarcelados, aunque ninguno ha sido condenado. Las indagaciones continúan, pero para una gran parte de la opinión pública la Procuraduría General de la República, parece ser un órgano que trabaja bajo las órdenes del PRI, pues en lugar de castigarlos, ha venido exonerándolos poco a poco. Algunos de ellos continúan actualmente su proceso encarcelados, como es el caso de los dos ex gobernadores Tamaulipecos: Eugenio Hernández y Tomás Yarrington… pero hay otros que han sido exonerados de algunos delitos lo que han provocado el enojo de la población. Sólo César Duarte está prófugo.

Tan sólo de éste último que le menciono, se sabe que la PGR archivó el caso de lavado de dinero contra Duarte porque uno de los organismos de Hacienda decidió no denunciarlo. Y esto justamente ocurrió cuando Meade era el titular de la Secretaría.

En febrero de 2017 se comunicó a la PGR que no presentaría una querella contra el ex gobernador, porque no halló indicios de que su dinero tuviera un origen ilícito. Al momento de renunciar a la denuncia contra Duarte, la Unidad de Inteligencia Financiera tenía como titular a Alberto Bazbaz Sacal, quien hoy es titular del Cisen y quien fue Procurador del Estado de México en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Por lo que para la opinión pública es innegable que los delitos de Duarte puedan no ser observados y conocidos a estas alturas por todos. Sería bueno cuestionarse: ¿Por qué el PRI lo sigue manteniendo en sus filas? Para la reflexión.

Entorno a las campañas en Tamaulipas, tremendo alboroto se traen en Nuevo Laredo, luego de darse a conocer que CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS VILLARREAL podría convertirse en el candidato de Morena a la alcaldía de aquella ciudad fronteriza.

Una candidatura más que viene a sumarse a otras de un importante número de personajes políticos que contendrán por Morena en los próximos comicios electorales, tal es el caso de JOSÉ RAMÓN “JR” GÓMEZ LEAL, por Reynosa; ADRIÁN OSEGUERA KERNIÓN, por Ciudad Madero; y ARMANDO MARTÍNEZ MANRÍQUEZ, por Altamira. Pendientes.

Su opinión, denuncias y comentarios a [email protected] y en twitter: @cendyrobles.

Comentarios