Adeuda 11 mdp en indemnizaciones

0
260
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

REYNOSA, Tam.- La empresa Erika de Reynosa, S.A. de C.V. “Fresenius Medical Care”, adeuda más de once millones de pesos en indemnizaciones a ex trabajadores de la planta maquiladora ubicada en el Parque Industrial Reynosa.

Existen señalamientos de falta de ética de sus dirigentes corporativos, abogados, gerente de recursos humanos y director de operaciones, sobre sobornos a las autoridades locales y federales, robo de constancias laborales, abuso de poder mediante el soborno, intimidación, y amenazas.

La demanda laboral No. 59/4/2013, presentada por el trabajador David Vela en contra de las empresas Fresenius Medical Care AG & Co KGAA, Erika of Texas, Inc., su subsidiaria Erika de Reynosa, S.A. de C.V., así como las acciones que se ejercitarán en los tribunales de Reynosa y autoridades internacionales, acusan directamente a los ejecutivos de la empresa de nombres Rice Powell; Michael Brosnan; Kent Wanzek; Erin Martino; Rabin Purcell; Glem Slatter; Jery Wendt; Troy McGhee; Robert Peterson; José L. Sotelo; Edmundo Marrufo Cortez; Teresa Margarita Arriaga; Esmirna Guerrero Reyes y José Alfredo Pérez González; y a quienes resulten responsables por los delitos y faltas administrativas nacionales e internacionales que resulten.

Se presume que la finalidad de todos esos delitos y faltas ético-administrativas son para evitar el pago del cumplimiento de sus obligaciones en México como son el pago de una indemnización constitucional, vacaciones, prima vacacional, fondo de ahorro, tiempo extra, antigüedad, 20 días por años laborados, salarios caídos; entre otros asuntos. Adicionalmente han omitido publicar sus prácticas reales a sus accionistas de cómo ellos proceden corruptamente ante las autoridades mexicanas en cuanto a sus excesos ante los trabajadores de confianza y sindicalizados, así como su proceder no ético y corrupto a base de sobornos ante dichas dependencias.

Este dos de abril iniciarán acciones legales adicionales, y se abrirá una investigación ante las autoridades que involucra a todos los representantes legales del corporativo Erika de Reynosa. Asimismo, se presentarán quejas ante organismos internacionales de protección al trabajador y al empleo, para que los involucrados rindan su declaración.