Va Madero por ambiente sano

0
115
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Shalma Castillo.-

Las autoridades de Madero estarán en permanente vigilancia para que el ambiente que se desarrolle en esta Semana Santa en la Playa Miramar, sea familiar.

“Hay un marco jurídico para el consumo de alcohol que hay que cumplirlo tanto para consumirlo como para venderlo, nuestra política en ese sentido es que se respete en Playa Miramar y se convierta en un paseo turístico familiar”, refirió el presidente municipal de Madero, Andrés Zorrilla Moreno.

Destacó que las autoridades se encargarán de que el marco jurídico se lleva a cabo, y todo sea con moderación en el tema del consumo de bebidas alcohólicas, ya que tiene que ser con responsabilidad, moderación y respetando a un espacio familiar.

“Seguimos vigilando, no es negociable que se consuma alcohol fuera del contexto permitido, nuestra estrategia y logística respecto a la vigilancia será la misma que el año pasado”, refirió.

En este sentido, el Alcalde descartó que tengan controlando un programa para hacer repartos de preservativos a los jóvenes; “nuestra propuesta es invitarlos a que se conduzcan de manera moderada”.

Aseguró que si continúan con la línea de que Playa Miramar siga siendo destino familiar, en materia de consumo y conductas genera un ánimo en sociedad civil que blinda a que ciertas cosas no sucedan, e incrementa el turismo.

Dijo que todos los hechos que se salgan de control, son detectados por las autorizases de seguridad.

“Se detecta con presencia, tenemos claro que el tema vigilancia es más eficiente cuando existe una cultura de prevención más que reacción, pero estamos listos operativamente para cualquier reacción que se tenga que implementar porque tenemos que garantizar Protección Civil y seguridad”, puntualizó.

Agregó que tendrán presencia permanente de autoridades de los tres niveles de Gobierno, así como tenemos guardavidas certificados, y la vigilancia estará en el día y en la noche.

Finalmente, mencionó que en el tema de venta de bebidas alcohólicas, han hecho convenios con quienes las venden, desde hoteleros hasta restauranteros, para que el traslado de la gente sea responsable.